Imprimir

El malestar de la patronal agraria con Trabajo frustra la mesa del diálogo social

DL | 15 de febrero de 2020

El vicepresidente, Pablo Iglesias, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la reunión.
El vicepresidente, Pablo Iglesias, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante la reunión.
Las manifestaciones de agricultores en demanda de «precios justos» se repiten en varias provincias

Los problemas por los que atraviesan los agricultores han puesto tan en alerta al Gobierno que la confusión se ha apoderado de encuentros como el que ayer tuvo lugar en el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Y, de rebote, comienzan a tener efectos colaterales en otras materias sensibles, como la negociación de la derogación de la reforma laboral. Mientras que la ministra del ramo, Yolanda Díaz, y el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, pactaban con los sindicatos del campo (CC OO, UGT y SAT) las medidas para mitigar su situación, los empresarios abandonaban en la sala contigua la reunión técnica que mantenían con los sindicatos y representantes de Trabajo en el marco del diálogo social.

En el trasfondo de todo lo que se vivió ayer se encuentra la tensa situación que viven los agricultores, plasmadas en manifestaciones masivas desde hace tres semanas. La propagación de protestas volvió a tomar este viernes calles y carreteras. Las más multitudinarias fueron en Valencia, donde miles de personas exigieron «precios justos» para sus productos, bloqueando con sus tractores el centro de la ciudad. Otras protestas tuvieron lugar en Asturias, Cataluña y Andalucía, con el bloqueo de vías en toda la provincia de Córdoba.

Mientras, en los despachos, la ceremonia de la confusión comenzaba el jueves por la noche, cuando las organizaciones de agricultores UPA, Coag y Asaja se ‘caían’ de la convocatoria de ayer con Yolanda Díaz. Así lo entendieron sus representantes, como una exclusión. Aunque desde Trabajo aclaran que «no hay ningún veto» y que solo se les comunicó que se posponía la reunión. Primero se encontrarían con los sindicatos del campo y después con la patronal agraria. De hecho, su reunión finalmente tendrá lugar el martes día 18.

Al encuentro de este viernes solo acudieron los sindicatos agrícolas de Andalucía y Extremadura, con un invitado adicional: el vicepresidente Iglesias. La ausencia de parte de las organizaciones agrarias «no sentó muy bien» a la patronal (Ceoe y Cepyme), admiten fuentes cercanas a los empresarios, aunque aclaran que no fue ése el detonante de lo que sucedió este viernes en torno al diálogo social.

Mientras Iglesias y Díaz negociaban medidas con los sindicatos agrarios en una sala, en otra cercana hacían lo propio la CEOE, Cepyme, CC OO y UGT, para abordar, en un encuentro la modificación de la reforma laboral. En esa reunión también se encontraba el secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, quien, apuntan fuentes presentes, «se ausentó» para sentarse en la de los sindicatos agrícolas. Ante esa circunstancia, la patronal decidió dar por suspendido ese encuentro semanal de carácter técnico. En el Ministerio de Trabajo aclaran que su número dos se ausentó «por protocolo» para acudir junto al vicepresidente y porque era «el primer encuentro con los sindicatos agrarios». En cualquier caso, ninguna de las partes da por roto el diálogo social.

Menos peonadas

Mientras tanto, la ministra de Trabajo y el vicepresidente acordaban la flexibilización de los requisitos para acceder al PER: serán necesarias 20 peonadas, y no 35, como hasta ahora, para cobrar el subsidio de 426 euros mensuales durante un semestre. El Ejecutivo considera que se trata de una medida «coyuntural» ante la falta de carga de trabajo por los últimos temporales.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/malestar-patronal-agraria-trabajo-frustra-mesa-dialogo-social/202002150233081986963.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España