Imprimir

Máxima tecnología geológica para medir daños en el Feixolín y Fonfría

| VILLABLINO | 30 de septiembre de 2019

Técnicos del Igme inspeccionando el terreno en el Feixolín. ARAUJO
Técnicos del Igme inspeccionando el terreno en el Feixolín. ARAUJO
El Igme y la Junta analizan los riesgos en el terreno afectado por la minería a cielo abierto

El Instituto Geológico y Minero de España ya ha comenzado con el estudio sobre los riesgos del terreno por movimientos de ladera detectados en las explotaciones mineras del Feixolín y Fonfria hace un par de años, según han confirmado desde la Junta de Castilla y León.

 

En una primera fase se realizaran estudios científico-técnicos avanzados e innovadores, que ya han dado comienzo con la recopilación de información geológica, hidrogeológica, geomorfológica y meteorológica, y la preparación de modelos digitales de elevaciones y modelos digitales del terreno, que «servirán de base para la elaboración de mapas geológicos y geomorfológicos que se revisaran con la toma de datos en campo buscando delimitar las zonas de deslizamiento activas», aseguran fuentes de la Junta.

 

Desde la administración han afirmado que para el análisis de riesgos se realizaran sondeos de investigación buscando las superficies de rotura e instrumentalizando dichos sondeos para monitorizar los movimientos en profundidad y las variaciones en los nieves piezométricos. Dichos trabajos de monitoreo se complementan con mediciones con técnicas de interferometría de radar desde satélite y mediante bases terrestres, que permite detectar deformaciones milimétricas del terreno.

 

Dichas mediciones se validan a su vez con fotogrametría con drones y control con GPS, obteniendo, por comparación de diferentes vuelos, rangos de velocidad del movimiento y los vectores del desplazamiento. Todos los datos se integran en un modelo numérico que permiten realizar predicciones y proponer diferentes medidas de drenaje, contención y sostenimiento hasta conseguir condiciones de estabilidad.

 

Acuerdo de colaboración

 

Los trabajos se desarrollan tras el acuerdo entre la Junta de Castilla y León y el Instituto Geológico y Minero de España el pasado verano, en donde se fija que cada organismo aporte cerca de 233.000 euros para una inversión global de más de 465.000 euros, con una duración prevista de los trabajo de 24 meses. En este convenio se acuerda que los técnicos del Igme se ocupen de la dirección técnica y científica de los trabajos, mientras que la Junta proporcionará criterios y directrices en la estimación sobre zonas expuestas a movimientos del terreno y facilitará toda la información de que disponga que sea de utilidad. Así como se creará una comisión mixta de seguimiento, con reuniones semestrales, para validar los resultados.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/provincia/maxima-tecnologia-geologica-medir-danos-feixolin-fonfria/201909300202571943034.html


© 2019 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España