Imprimir

La muralla de León es un gran ‘cementerio’

Pacho Rodríguez | 01 de agosto de 2020

Andamios instalados para la realización de los trabajos en torno a la muralla. dl
Andamios instalados para la realización de los trabajos en torno a la muralla. dl

Halladas ocho lápidas y hornacinas en el tramo de la Era del Moro

En 2009 también aparecieron en la zona de las clarisas

El proyecto presentado al Ayuntamiento para las obras de correspondientes al plan dedicado a la Muralla Romana de León, correspondiente al tramo de La Era del Moro y el lienzo Norte de la Muralla Romana colindante con ella ha deparado descubrimientos en forma del hallazgo de ocho lápidas y hornacinas que, sumadas a las encontradas en otras partes, pero también en la muralla romana, podrían llevar a la conclusión de que de alguna manera la muralla romana de León es un cementerio. Se da la circunstancia de que en Lancia no han aparecido nunca restos que pudieran corresponderse a elementos similares.

Este informe supone un descubrimiento de gran valor patrimonial, como señalan los responsables de su realización, así como los pasos anunciados a seguir para que se proceda a su conservación según el estado de cada una de las piezas y restos encontrados.

El infinito León romano
El legado de Roma continúa deparando hallazgos de máxima importancia histórica

Begoña Gonzalo Orden, Enery Acevedo González y Mónica Prada Corral, arquitectas; el autor del Informe de arqueología: Fernando Muñoz Villarejo, como arqueólogo, y la autora de la Propuesta de intervención de la restauradora de las piezas decorativas y morteros: Elena Pinacho Masa, restauradora, son los artífices de que este histórico hallazgo pueda ahora servir para dar un paso más en la explicación de la época romana en León.

En este tramo del Moro se da la circunstancia de que los edificios adosados tapaban tanto la existencia de las piezas como otras decoraciones, por lo que hacían imposible cualquier tipo de epigrafía.

Detalles de los hallazgos en la zona histórica romana de León en la Era del Moro. DL

Como ocurrió hace ya once años, la restauración de urgencia que se llevó a cabo en dos cubos de la muralla de León permitió descubrir dieciséis lápidas funerarias romanas reutilizadas como material de construcción en la propia fortificación.

Es por ello por lo que el hallazgo actual cobra el valor de este uso en las murallas, y el pie que se da ahora a la posible interpretación. En cuanto a las hornacinas sí se trata de un hallazgo novedoso, puesto que nunca se había dado.

Según los datos que se pueden extraer en este estadio primario de investigación, parece ser que estas lápidas son realizadas in situ, por lo que hubo un artesano que fue el que los picó.

En el caso anterior, se pudieron detallar datos curiosos, como el nombre del posible artesano, Atta.

En este caso, lo que se ha hallado se pretende conservar en su sitio, no como en el caso anterior, que fue trasladado al Museo de León. La creación de una zona ajardinada cerrada y su disposición a dos metros del suelo, parecen hacer posible que se convierta en un curioso lugar de visita al León Romano.

Plano de la zona por la que discurre la muralla. DL

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cultura/muralla-leon-es-gran-cementerio/202008010132352034583.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España