Imprimir

«El periodo de crisis ya pasó y seré reivindicativo para paliar carencias»

Diario de León | 08 de diciembre de 2019

Alfonso Suárez, gerente del Caule, en su despacho. MARCIANO PÉREZ
Alfonso Suárez, gerente del Caule, en su despacho. MARCIANO PÉREZ
No es un recién llegado a la gestión hospitalaria. De hecho, su formación y experiencia le avalan. Máster en Dirección de Hospitales y Economía de la salud por la Universidad Pompeu Fabra, ha sido director médico de San Juan de Dios y subdirector médico del Caule. Ahora, toma las riendas del Hospital Universitario para, según asegura, situarlo en el nivel nacional que le corresponde.

Humano, pausado y dialogante. Alfonso Suárez llega a la gerencia del Hospital de León con ánimo de escuchar y ganas de encumbrar al Caule. Este especialista en medicina de familia y comunitaria de 52 años, cuyo primer contacto con la gestión hospitalaria fue en el Reino Unido, ha renovado ya la dirección médica para supervisar esta ciudad sanitaria de 4.360 empleados y un millar de camas, que recibe 320.000 pacientes al año.

 

—¿Le gustaría que el Hospital de León fuera referente en...?

 

—Tengo ideas, pero vamos a esperar a lo que salga de las reuniones con el personal y la consejería. El Hospital de León posee un gran potencial, talento y hay que situarlo al nivel nacional que le corresponde. No todas las especialidades pueden ser referentes, pero es que no me gustaría que se hable del Hospital solo por esas unidades, sino por el conjunto, porque se trabaja dando la calidez y la humanidad que los pacientes necesitan.

 

—¿Cree que la inversión y el presupuesto de 305 millones es ajustado, ve agravios?

 

—Nada más llegar he pedido que todos los servicios me actualicen las necesidades reales. El periodo de crisis ya pasó y voy a ser reivindicativo para paliar carencias y en todo aquello que crea que es justo. En un hospital de estas características nunca es suficiente, aunque se han hecho esfuerzos importantes como con el Da Vinci. ¿Agravios?, igual hay algún hospital como el Río Ortega de Valladolid con mayor porcentaje inversor. Esto pasa porque es diferente hacer un hospital de nueva creación que una reforma. Aquí hubo la dificultad de fusionar dos hospitales, fue muy laborioso, pero las cosas han ido bien.

 

—¿Qué carencias detecta?

 

—Plantillas poco ajustadas en algunas categorías, problemas de temporalidad y falta de motivación. Creo que hay una cierta necesidad de escuchar a los profesionales y que participen. También asistenciales, de coordinación con primaria y de alianzas estratégicas. Quiero homogeneizar los registros y usar indicadores de salud, no cuantitativos como ahora. Hay que impulsar la hospitalización a domicilio y las unidades de corta estancia.

 

—¿El Hospital está adaptado a una población cada vez más envejecida?

 

—No podemos despistar ese cambio de que los enfermos se hacen crónicos. Ya hay una unidad para pacientes pluripatológicos, pero necesitaríamos ampliar las unidades de corta estancia. Si se hacen las cosas bien, genera una gran impacto en el descenso de días de hospitalización. No sé si es un cambio de época o una época de cambio, pero ahora mismo el Hospital ya no es el centro del sistema. Todo lo que se desarrolla, cirugía mínimamente invasiva, endovascular, intervenciones ambulatorias... hace que los recursos se desplacen hacia la atención en casa que en el Hospital, que sigue con una función para pacientes agudos.

 

—El 30% de las personas que llega a Urgencias procede de los ambulatorios, ¿cómo reducirá esa presión?

 

—Con educación para intentar cambiar la mentalidad de que si subo al Hospital, espero, pero me hacen de todo. No siempre someterse a todo tipo de pruebas es lo idóneo. También con mayor comunicación con Primaria, teniendo siempre en cuenta que para una persona, su enfermedad es un mundo y lo que necesita es que le expliquen el proceso que tiene y le tranquilicen.

 

—¿Ya hay fecha para la ampliación de Urgencias?

 

—Sí. La mesa de contratación se reúne el día 12 y la obra empezarán en enero, con una plazo de ejecución de 12 meses para ganar 400 m2 más y mejor movilidad.

 

—¿Qué prioridades se marca?

 

—Elaborar un Plan Funcional para identificar cuáles serán las necesidades en un futuro inmediato. Este mes ya hemos visto que hay necesidades estructurales, porque las obras se hicieron en 2011, todo evoluciona y hay zonas que han quedado pequeñas. También detectamos obsolescencia de equipos y dificultades para reparar algunos de ellos.

 

—En el Plan Estratégico se habla de una renovación tecnológica, ¿la acometerá?

 

—Sí, en la medida que sea posible. Hemos adquirido ecógrafos y neuronavegadores. Las pruebas para calibrar la gammacámara se realizarán el 27 de diciembre y el acelerador lineal estará funcionando a final de 2021. La renovación tecnológica es importante, pero también del mobiliario del día a día. como las camas.

 

—Le demandan que abra la planta 12, ¿lo hará?

 

—Barajamos posibilidades para dar mejor atención. Las camas no se pueden abrir o cerrar en función de la época del año, sí por necesidades. Si la demanda en verano supera las camas que tenemos, se utilizará.

 

—Después de reivindicar tanto cirugía pediátrica, ¿cómo está funcionando?

 

—Francamente bien. Es un servicio muy motivado, colaborador. Su jefe ya se ha reunido con los profesionales del Bierzo para empezar a comentar casos por videoconferencia y evitar así el trasiego de estos críos con muchas patologías a León. Valoramos incluso que un cirujano pediátrico se desplace al Bierzo, para que no lo hagan los niños. La alianza estratégica, que es uno de los puntos importantes que nos ha encargado la Consejería de Sanidad, es clave.

 

—¿Hay capacidad de mejora en las listas de espera?

 

—Sí, sobre todo, organizativa. Los quirófanos son los que son, hay una limitación funcional, y para sacar toda la demanda habría que utilizarlos también por la tarde. Potenciar los quirófanos por la tarde es costoso por las relaciones laborales que tenemos con los profesionales. Habrá que establecer alguna fórmula y hablar con la consejería.

 

—La junta de personal está contenta por las soluciones al parking...

 

—Fue una de las primeras cosas que me pidieron y que he puesto en marcha. Me he reunido con los responsables del parking en busca de descuentos y en enero hablaremos de qué posibilidades podremos adoptar. No es fácil.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/leon/periodo-crisis-paso-sere-reivindicativo-paliar-carencias/201912080232221965476.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España