Imprimir

Sturgeon y la independencia de Escocia cogen fuerza

REDACCIÓN | 07 de julio de 2020

Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia. FRASER BREMNER
Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia. FRASER BREMNER

Las diferentes estrategias para combatir la epidemia por los gobiernos de Londres y Edimburgo han provocado un aumento del apoyo por la independencia en Escocia, que por primera vez cuenta con mayoría en todas las encuestas en un periodo de seis meses. Los sondeos registran también una alta estima entre la población por Nicola Sturgeon, la ministra principal de Escocia,. Sus conferencias para informar sobre la evolución de la pandemia no son triunfalistas. Tras cuatro días consecutivos sin fallecimientos, anunció este lunes que tampoco se habían registrado el fin de semana, pero inmediatamente advirtió de que, por tratarse de días festivos, hay que esperar a los resultados.

Si los errores del Gobierno de Boris Johnson han sido amplificados por el contraste con su grandilocuencia en comparecencias públicas, Sturgeon ha encontrado un tono que recuerda a la de la popular primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. Es meticulosa en las explicaciones y presenta un enfoque factual y pragmático.

Quizás el estilo personal justifica esa simpatía, porque las estimaciones del número de fallecimientos provenientes de los registros civiles, más completas que las publicadas por los gobiernos, sugieren que no hay gran diferencia en los resultados. La falta de prevención para evitar el contagio en las residencias de mayores ha tenido similares efectos catastróficos.

Quizás sea el extendido temor a nuevas olas de la epidemia el que favorece en Escocia a un Gobierno que tomó la decisión del confinamiento al mismo tiempo que el de Londres cuando tenía menos casos, y que ha sido más cauto en la relajación. Por ejemplo, la apertura de los pubs el fin de semana en Inglaterra se permitirá el 15 de julio en Escocia.

Esa menor distensión ha dado buenos resultados, con la prevalencia del virus en toda Escocia por debajo del 5% que la Organización Mundial de la Salud(OMS) establece como umbral para considerar que la epidemia está controlada. Mientras tanto, Inglaterra tiene varios focos de infección; uno de ellos, en la ciudad de Leicester, ha obligado a restablecer el confinamiento.

La decisión del Gobierno británico de renunciar a la cuarentena de 14 días obligatoria para todos los visitantes irritó a Edimburgo. Sturgeon levantó una polvareda al no descartar que su Ejecutivo sometiera a restricciones a los ingleses que quieran viajar a Escocia.

Dicho y hecho, unos cuantos militantes de la independencia escocesa aparcaron sus vehículos junto a la autopista A1 a su paso por la ciudad fronteriza de Berwick-upon-Tweed para interceptar a ingleses y decirles que son unos «portadores de plaga» y que se fuesen a la mierda, con palabras más fuertes. El ministro de Justicia, Humza Yousaf, también independentista los llamó racistas y calificó su actitud de «horrible y vil».

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/internacional/sturgeon-independencia-escocia-cogen-fuerza/202007070132302028041.html


© 2020 Diario de León

EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España