+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El alcalde de Barjas se queja por la falta de ayuda para mejorar el hayedo

Alfredo de Arriba se siente «discriminado» por las carencias de aparcamiento en Busmayor.

 

El hayedo de Busmayor es una de las joyas de la naturaleza mejor conservadas de la comarca. ANA F. BARREDO -

Los turistas aprecian las rutas existentes y han pedido ampliarlas. A.F.B. -

07/12/2018

M. Félix | Ponferrada

El alcalde de Barjas, el socialista Alfredo de Arriba, asegura estar harto y prácticamente dice que se ha dado por vencido ante la falta de respuesta de las administraciones públicas como la Diputación y Junta de Castill y León para tratar de solventar los problemas de embotellamiento de tráfico en el pequeño pueblo de Busmayor. En las faldas de las montañas de esta aldea del Bierzo Oeste se conserva uno de los mejores bosques de hayedo del noroeste peninsular.

Su atractivo turístico se ha ido labrando, según cuenta el mandatario municipal, casi con el «boca a boca» de los que por allí pasan, y así, «unos turistas taen a otros». Cuenta que el Ayuntamiento, con sus escasos recursos ha acometido mejoras de señalización de la ruta del hayedo, y también ha echado mano de algún trabajador temporal que ha pagado la Junta o la Diputación, pero el alcalde considera que ahora, dada la situación, es necesario acometer una mejora importante y ahí es donde debería entrar el respaldo financiero institucional.

Dice Alfredo de Arriba que ha pedido ayuda en muchas ocasiones para abrir «un más que necesario aparcamiento público», pero ni siquiera le han dado respuesta negativa. Nada. Por eso, el regidor de Barjas dice sentirse discriminado y estima que, salvando las distancias, se produce un agravio comparativo con lo que se destina a la promoción de Las Médulas (que entiende que se merece eso y más), pero que también deberían mirar para una joya de la naturaleza, como es el hayedo de Busmayor.

En este puente festivo, los turistas han vuelto al pueblo de Busmayor y se han reproducido los problemas con el aparcamiento.

Gracias a que vecinos particulares ceden fincas para que puedan estacionar los coches, el problema no ha ido a más. Pero el alcalde indica que si un día esos particulares se negaran a ceder las fincas privadas, el embotellamiento en la pequeña aldea sería monumental, dado que no hay en la actualidad alternativa. Por eso, considera que la solución sería habilitar un aparcamiento público a la entrada del pueblo, y ello no supondrían grandes costes para la Administración. El alcalde entiende que con unos 10.000 euros, o incluso menos, se solucionaría.

También le han pedido los turistas ampliar las rutas actuales del hayedo, que son más sencillas, y poder llegara hasta la cima de la montaña.