+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

INDUSTRIA

Los auxiliares de Compostilla plantean unirse a empleados de otras térmicas para amplificar su protesta

Un centenar de trabajadores se concentra ante las puertas del Ayuntamiento de Ponferrada para exigir un plan social

 

Los trabajadores de las empresas auxiliares en la central térmica de Compostilla de Cubillos del Sil (León), durante la concentran ante el Ayuntamiento de Ponferrada para protestar por su ausencia en el nuevo Plan del Carbón - César Sánchez

DL / Ical
10/01/2019

Cerca de un centenar de trabajadores de las empresas que desarrollan tareas auxiliares como la limpieza o el mantenimiento en la central térmica de Compostilla se concentraron hoy ante el Ayuntamiento de Ponferrada para exigir la implicación de Endesa, propietaria de la central, en el diseño de un plan social que dé cobertura a estos trabajadores. “El plan social de Endesa es para su gente pero las auxiliares también existimos”, explicó el portavoz de la plataforma de auxiliares, Alonso Roa.

Durante su protesta ante el Consistorio, los trabajadores recibieron la visita de la alcaldesa de la ciudad, Gloria Fernández Merayo, quien transmitió “buenas palabras” a los empleados, que lamentaron que “de momento, hechos no hay”. En ese sentido, Roa avanzó que, tras la negociación de un ERTE en la empresa más importante “a partir de la semana que viene llegarán los expedientes y los despidos para el resto de trabajadores”, debido a que la compañía eléctrica ya no dispone de carga de trabajo para las empresas auxiliares.

Ante esta situación, la plataforma analizará la próxima semana las acciones a tomar de cara al futuro, tras la celebración, el próximo jueves de la cuarta y última jornada de huelga prevista. “Tenemos que implicar a más gente y hacer más ruido”, aseguró Roa, que abrió la puerta a organizar acciones conjuntas con empleados del resto de centrales térmicas del país abocadas a procesos de cierre. “La transición justa no la vemos por ningún lado”, remachó.