+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cacabelos se queda sin plazas en su cementerio y no puede ampliarlo

Sólo cabe la vía de nuevos nichos en altura por los restos arqueológicos en la zona.

 

En el cementerio de Cacabelos ya no queda ahora ni un nicho, ni un espacio de enterramiento disponible para el arrendamiento. - barredo

m. c. canedo / r. a. | cacabelos
16/08/2012

El cementerio de Cacabelos ha agotado todo su espacio y actualmente carece de sitio para poder ofrecer en caso de fallecimiento si la familia del finado no dispone ya de antemano de un nicho o panteón contratado en el camposanto municipal. La situación puede considerarse «límite», según reconoció a este periódico el alcalde, el popular Adolfo Canedo. Si alguien falleciera ahora sin contar con un espacio asegurado de los que existen vacantes debería procurarse su sepultura en algún camposanto vecino con plazas suficientes, como por ejemplo Quilós.

Por este motivo, el gobierno local del PP en la villa del Cúa busca ya soluciones urgentes para paliar esa falta de espacio en el cementerio municipal que, por otra parte, tampoco es nueva. Ya a lo largo de anteriores mandatos municipales se intentó desde el Ayuntamiento ampliar la necrópolis cacabelense. Pero la aparición de restos arqueológicos en su entorno, en la zona de La Edrada, obligó a suspender el proyecto de redimensionamiento.

Torres de nichos

La solución relámpago ideada ahora por el equipo de gobierno, aunque pudiera cuestionarse su resultado estético final, pasa por la redacción de un estudio técnico para detectar en primer término la posibilidad de elevar en dos plantas más la actual altura de los nichos del cementerio.

«Cacabelos tiene un problema histórico con el cementerio, pero ahora se ha agravado aún más porque no tenemos disponibilidad de ningún nicho, panteón o terreno. Por eso hemos decidido encargar un estudio de la zona de los nichos, que son de tres alturas, para ver dónde es viable subir hasta cinco alturas» explicó el alcalde, Adolfo Canedo quién reconoce que el problema es muy grave. «Ahora mismo en el campo de las infraestructuras puede decirse que es nuestra preocupación número uno», admite el presidente del a Corporación. No en vano, el municipio es el tercero más importante del Bierzo por volumen de población, con más de 5.000 habitantes.

El estudio ya ha sido encargado y estará terminado a lo largo de este verano. Antes de que finalice agosto incluso, y si es factible, durante el mes de septiembre se construirán quince nuevos nichos. Eso sí, no podrán venderse. Las tumbas se alquilarán por los periodos que marque la ley.

«Esperamos tener el estudio terminado a lo largo de este mes para saber qué filas de nichos pueden ser óptimas para esta intervención y poder construir diez o quince nichos en una primera intervención de urgencia». Después, según explicó Canedo, se irán construyendo paulatinamente nuevos nichos.

   
2 Comentarios
02

Por --- 11:00 - 16.08.2012

Este alcalde cuando estaba en la oposición tenía ideas "brillantisimas", pero con el poder en la mano se atasca.La culpa es del pueblo por morirse.

01

Por alvaro 8:38 - 16.08.2012

Por Dios. Que problema tan grave. No hay espacio para los muertos en el cementerio local, pero no hay problema en que los vivos tengan que ir a un centro de salud a 20 kilómetros o mandar a los hijos a colegios en otro pueblo. ¿Por qué no se gasta el dinero en cosas útiles? Al mueerto le da igual lo que hagan con el.