+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Canedo pide a los vecinos la cesión de nichos como medida de urgencia

El alcalde de Cacabelos busca soluciones ante la paralización de la obra.

 

Imagen del cementerio actual de Cacabelos. - ana f. barredo

MARÍA ALIJA | pONFERRADA
30/08/2014

Una vez que las obras de ampliación del cementerio de Cacabelos han sido paralizadas debido a la caducidad de la autorización que en su día concedió la Comisión Territorial de Patrimonio para llevarlas a cabo y a la espera de poder ponerlas en marcha de nuevo —ya que el Ayuntamiento en ningún caso renuncia al proyecto—, el alcalde de Cacabelos, el popular Adolfo Canedo, propuso ayer una solución de emergencia que involucra necesariamente a todos los vecinos del municipio. Pará él, una solución plausible y temporal sería la de que cada vecino cediese el uso de todo nicho o panteón que a día de hoy esté vacío. Ello permitiría solventar, al menos con carácter temporal, los problemas de espacios que sufre el camposanto.

El alcalde cacabelense informó de que entre un cuarenta y un cincuenta por ciento de los nichos y panteones edificados en el cementerio municipal están en desuso actualmente, por ello lanzó esta propuesta, dirigida principalmente a aquellos conciudadanos que se han opuesto y siguen oponiéndose a la ampliación del recinto para evitar posibles daños al próximo yacimiento arqueológico de La Edrada. Dice Canedo que esta sería una buena fórmula de colaborar con un problema que afecta a todos y demostrar que además de críticas se aportan soluciones.

Y es que varios partidos políticos y grupos de presión han rechazado recientemente la obras de ampliación del cementerio al situarse el proyecto sobre el ya citado yacimiento romano, pero —tal y como recalcó y reiteró el alcalde de la villa de Cúa— la amplicación en ningún caso afectará a este espacio protegido y la paralización de las obras de construcción esta únicamente motivada por la caducidad de la licencia y nunca por la oposición a la que han tenido que hacer frente. De hehco, una vez recuperado el permiso, pretenden reanudar los trabajos. Algo a lo que tendrán que esperar, dado que Patrimonio revisará el asunto en su próxima reunión que, en todo caso, no será hasta finales del mes de septiembre.