+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Educación

Cinco colegios del Bierzo entre los prioritarios para tener enfermero

UGT propone extender la enfermería escolar a todos ellos, ya que ahora sólo existe en el Bergidum.

 

Javier Sánchez y Blanca Rivas, de la Federación de Empleados Públicos de UGT en el Bierzo. ANA F. BARREDO -

maría carro
13/01/2019

En el Bierzo y Laciana hay siete centros educativos tipificados como centros de integración de alumnos con enfermedades crónicas y problemas motóricos. Son el Colegio Campo de la Cruz, el San Ignacio y el Instituto Virgen de la Encina, los tres en Ponferrada; así como el Instituto Obispo Argüelles y el Colegio San Miguel, en Villablino. Los cinco pertenecen al grupo de centros dispuestos para niños con enfermedades crónicas. Después, están el colegio La Cogolla y el Instituto Europa, también en la capital berciana, como motóricos. Todos ellos están indicados para niños con necesidades especiales pero ninguno dispone de personal sanitario propio para dar la atención que precisan estos alumnos. Por ello, la propuesta del sindicato UGT para implantar la figura del enfermero escolar de cara el próximo curso incluye a estos siete centros en la lista de prioritarios.

En la actualidad, en el Bierzo únicamente hay un centro educativo donde existe la figura del enfermero escolar. Es el Colegio de Educación Especial Bergidum de Fuentesnuevas. Aquí desarrollan su labor tres enfermeros y la experiencia acumulada en el trabajo con alumnos con necesidades especiales es el germen del proyecto que UGT ha presentado para su implantación a nivel autonómico. «Lo que pretendemos es partir del trabajo que se ha hecho en los últimos 25 o 30 años, coger ese modelo y exportar la enfermería escolar a todos los centros educativos y durante toda la jornada lectiva», explicó Javier Sánchez, uno de los profesionales sanitarios que trabaja en el Bergidum.

La idea a largo plazo es que haya enfermeros en toda la red escolar, pero de momento la prioridad son esos centros tipificados como motóricos y de enfermedades crónicas. Colegios e institutos «donde ya existe esa necesidad de asistencia sanitaria» y donde surgen situaciones que el equipo docente no sabe cómo afrontar. Hasta ahora, la solución cuando un niño diabético sufre alguna variación brusca en el nivel de azúcar o se da alguna crisis epiléptica o cualquier problema asociado a enfermedades crónicas es llamar al 112 o a la familia, o trasladar al alumno al centro de salud. Con un enfermero en el centro durante toda la jornada lectiva esto se evitaría y la respuesta sería inmediata.

«En los centros en los que hay personal de enfermería, el 98% de las incidencias se resuelven en el propio centro, no es necesario llamar al 112 ni movilizar a la familia», subrayó Sánchez. En todo caso, la función del enfermero escolar, tal y como lo ha planteado UGT, va más allá de la asistencia sanitaria. «Su función no es simplemente asistencial, sino que también realiza una función docente e investigadora y de gestión», explicó. De ahí que sea necesario una regulación especial y el reconocimiento formal de dicha figura, ya que el trabajo que un enfermero realiza en un centro educativo es muy diferente al que hace en uno sanitario.

Javier Sánchez explica que el desconocimiento sobre cómo hacer frente a diferentes situaciones sanitarias que se den en los colegios e institutos «genera miedo entre los docentes» y, al final, la responsabilidad ante cualquier incidencia siempre acaba recayendo en la familia. Con un enfermero integrado en la plantilla del centro, las situaciones ser resolverían antes y habría una seguridad mayor. Eso es a lo que se agarra el sindicato UGT para defender la implantación de esta figura frente a la propuesta de la Administración autonómica que, en la Orden que ha presentado, propone que sea el propio personal del centro educativo el que suministre la medicación a los alumnos que la precisen y que valore y dé la primera asistencia de urgencia en caso de incidencia hasta la llegada del personal sanitario.