+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

INFRAESTRUCTURAS

El desvío de la A-76 por Chantada reabre la confrontación política

Los alcaldes de O Barco y Monforte plantearon en Fomento evitar las obras en la Ribeira Sacra.

 

El desvío de la A-76 por Chantada reabre la confrontación política -

Imagen de la última reunión de la plataforma de la A-76. DL -

23/12/2018

M. Félix | Ponferrada

En el Bierzo, instituciones como el Consejo Comarcal y ayuntamientos no esperan otra cosa que comiencen cuanto antes las obras de construcción de la autovía de Ponferrada a Orense, la A-76. Existe un cierre de filas político y el debate se circunscribe a meter prisa al Ministerio de Fomento (al Gobierno central) para que licite las obras del tramo entre Villamartín de la Abadía-Requejo con su prolongación a Valdeorras por el municipio de Sobrado, una vez que termine la redacción del proyecto.

Sin embargo, en Galicia se ha reabierto la confrontación y el debate político por el que será el último tramo de los 125 kilómetros de esta autovía A-76. Hace unos días, el alcalde de O Barco de Valdeorras, el socialista Alfredo García, —político influyente en la comunidad por estar también al frente de la Federación Gallega de Municipios y Provincias y con presencia en la plataforma del Eje Atlántico— junto con el regidor de Monforte de Lemos, el también socialista José Tomé, plantearon a sus compañeros de filas del Ministerio de Fomento la posibilidad de retirar del proyecto de la A-76 el tramo entre Monforte y Lemos. Se trata para los que no conozcan la zona del tramo que coincide con el paso por la Ribeira Sacra, el que va por las inmediaciones de la zona de los Peares para conectar con la ciudad de Orense y la autovía de las Rías Baixas, la que enlaza con Vigo.

La alternativa que defienden para no hacer obras en la Ribeira Sacra (de difícil orografía, y con una candidatura en marcha para aspirar a ser declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad) es enlazar en Monforte de Lemos la A-76 con Chantada (Lugo), a través de la que sería un tramo de autovía llamada A-72. Este tramo entre Monforte y Chantada permitiría enlazar la autovía que parte del Bierzo con la A-56 (la autovía proyectada de Orense hacia Lugo capital).

De aceptar Fomento evitar el tramo de la A-76 en la Ribeira Sacra, los usuarios tendrían que dar un rodeo de unos 30 kilómetros por Chantada para llegar a Orense. Eso sí, habría enlace más cerca desde Monforte para acercase a Santiago de Compostela por Lalín, al conectar a través de la AG-53 (autovía Orense-Santiago). También la conexión con la A-56, la Orense-Lugo.

Este desvío de la a-76 en Monforte hacia Chantada y rodeando así por el Oeste la Ribeira Sacra ha creado una gran confrontación entre alcaldes a favor y en contra. La Diputación de Orense ya dijo que se opone.