+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La DO Bierzo vende un millón de botellas menos tras el récord de 2017

El Consejo achaca la baja del 12% a tres años de mal clima y el paso de una marca a Vino de la Tierra.

 

La DO Bierzo sacó al mercado 8.159.417 contraetiquetas en 2018. A.F.B. -

11/01/2019

Manuel Félix | Ponferrada

La campaña de 2017 fue la mejor de la historia de la Denominación de Origen de los vinos del Bierzo. Cerraba año récord con 9.280.482 contraetiquetas sacadas al mercado, o lo que es lo mismo, botellas vendidas, encadenando así seis años muy buenos. Ayer, el Consejo Regulador adelantaba el cierre de la campaña del 2018 y los datos indican una merca de 1,1 millón de botellas menos vendidas. Esto es, expidieron un total de 8.159.417 contraetiquetas, lo que significa el 12% menos que en el ejercicio anterior.

Desde el ente regulador de los vinos Bierzo que preside Misericordia Bello dicen que hay varios motivos que explican este descenso, que no lo convierten en mal año pese a las circunstancias adversas. Uno de los motivos es que ya se cumplen tres aós consecutivos con una importante merma de producción de uva, debido a la climatología a destiempo. Pese a ello, ante una menor producción, los precios de la uva han aumentado «notablemente».

A parte del mal tiempo que castigó los viñedos, el otro motivo o factor que se suma la causa del citado descenso del 12% es la salida voluntaria del Consejo Regulador de una de las marcas acogidas al mismo, y que pasará a elaborar bajo la marca de «Vio de la Tierra».

Existe otra circunstancia igualmente apuntada desde la DO Bierzo y es la política comercial que imponen dos grandes zonas consumidoras como son Estados Unidos y Asia. Esto ha motivado un descenso de la actividad comercial a lo largo de 2018 tras el ajuste presupuestario para hacer frente a la nueva normativa europea, que obliga a todos los consejos reguladores a acreditarse como entidad de certificación.

Con todo, los vinos del Bierzo se mantienen afianzados en los mercados nacionales e internacionales, con datos razonablemente buenos pese a las adversidades.

Misericordia Bello, la presidenta del Consejo Regulador, hacía una valoración de la campaña cerrada y concluía que el descenso en las ventas durante 2018 fue debido a causas externas. «Estamos sujetos al clima y por ello nunca se puede garantizar un crecimiento sostenido en la producción año tras año. Hasta ahora han sido seis campañas consecutivas batiendo récords, una bajada puntual no nos preocupa porque conocemos las causas y sabemos que son factores exógenos y puntuales los que la han provocado. Vendemos vino de altísima calidad y así, por fin, lo reconocen los mercados nacionales e internacionales. Además, conseguimos más precio de la uva».