+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El PSOE pierde a su quinto edil, Luis Carballo, que será no adscrito

 

r. a. | cacabelos
13/03/2013

El penar del PSOE en Cacabelos no tiene fin. Después de perder la alcaldía hace dos años, el grupo de concejales en la oposición se verá ahora reducido en uno de sus efectivos. El edil socialista, Luis Carballo, anunció ayer que abandonará el grupo pasar a figurar como edil no adscrito. De este modo la oposición socialista se ve reducida de cinco a cuatro representantes.

El PP gobierna en minoría en Cacabelos con los seis concejales que obtuvo tras los comicios del 2011 frente a los dos de IU y los cinco del PSOE. En una carta abierta a los ciudadanos, el edil que ha causado baja en las filas socialistas muestra en general su decepción por el funcionamiento del partido en todos los ámbitos a escala nacional, y en particular por la forma de trabajar del equipo socialista en la villa del Cúa.

«Me he visto obligado a abandonar el Partido Socialista hace un par de meses y el grupo municipal ahora, y convertirme en concejal no adscrito por razones de ética, de coherencia política, y sobre todo para defender los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de Cacabelos, ya que es para lo que me han elegido», explicó. A su juicio, el distanciamiento cada vez mayor del PSOE con la defensa de los intereses de los vecinos, siempre en detrimento de la defensa de sus cargos y de sus áreas orgánicas han tenido mucho peso en su decisión. «En estos veintiún meses de tremenda crisis económica, el PSOE de Cacabelos no ha realizado una sola propuesta», denunció en relación con decenas de problemas.




Buscar tiempo en otra localidad

   
3 Comentarios
03

Por jalu 13:26 - 13.03.2013

Por fin que descanso

02

Por eu 13:25 - 13.03.2013

Quien va a hablar de Etica, el Sr. Carballo.........madre mia de mi alma

01

Por --- 11:41 - 13.03.2013

Precisamente eso que ha hecho, el darse de baja de un partido y no devolver el acta de concejal es la antítesis de lo que por razones de ética, coherencia política y en defensa de los ciudadanos se debe hacer. Si tantas discrepancias se tiene, lo honesto es marcharse del partido (si no está dispuesto a cambiarlo) y del ayuntamiento, no agarrandose al acta de concejal, cual ubre de vaca klechera, a cuya leche no está dispuesto a renunciar. Lo demas son gaitas.