+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL BIERZO ■ PATRIMONIO

Una excavación sacará a la luz el primer monasterio de la Tebaida

Alonso confirma que los trabajos arqueológicos se desarrollarán este verano en Compludo.

 

Vista general de la localidad de Compludo fundada en torno al monasterio del siglo VII. L. DE LA MATA -

12/02/2018

C. FIDALGO | PONFERRADA

La historia dice que fue Fructuoso, noble emparentado con la dinastía real visigoda y dueño de tierras en la zona, el que se retiró a los montes que circundan la cuenca del río Oza para dedicarse a la vida religiosa, crear una comunidad de eremitas y fundar en el siglo VII en lo que hoy es Compludo el primer monasterio de lo que con el tiempo se conocería como la Tebaida Berciana. Catorce siglos después, en una zona que ya excavó hace 60 años el investigador José Menéndez-Pidal y tras un rastreo con georradar hace dos semanas, la Concejalía de Medio Rural de Ponferrada, el Consejo Comarcal y el Insituto de Estudios Bercianos (IEB) emprenderán una excavación arqueológica este verano para sacar a la luz los restos del primer cenobio.

«Estamos a la espera de obtener una subvención de 18.000 euros de la Diputación provincial y nosotros podremos aportar el 20 por ciento del presupuesto de la excavación, en torno a cinco mil euros», confirmó a este periódico el edil de Medio Rural, Iván Alonso. Los promotores de los trabajos ya ha solicitado los correspondientes permisos a los responsables de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, afirma Alonso y la intención del equipo es trabajar este verano en Compludo. Alonso prefirió no desvelar la ubicación exacta para evitar posibles expolios.

Un equipo formado por el geofísico Luis Avial, uno de los científicos que participó en la búsqueda de los restos de Cervantes, el historiador berciano Vicente Fernández, el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid Artemio Martínez Tejera y el arqueólogo Fernando Muñoz, recorrieron la zona con un georradar a finales de enero. Alonso puede confirmar ahora el inicio de una campaña de excavaciones arqueológicas.

El monasterio de San Fructuoso, dedicado a los máritres Justo y Pastor, es anterior en algunas décadas al primer cenobio construido en los terrenos del actual monasterio de San Pedro de Montes. San Fructuoso le dio el nombre de Compludo a aquella primera comunidad de eremitas llegados de toda la península ibérica en alusión a la localidad de Compleutica, actual Alcalá de Henares, de donde procedían los dos mártires a los que se honraba.

Con el tiempo, aquel primer monasterio daría lugar a nuevos cenobios, y posteriormente a la construcción de la iglesia mozárabe de Santiago de Peñalba. La zona comenzó a conocerse como la Tebaida leonesa en el siglo XVIII, después de que el agustino Enrique Flórez la comparara con la Tebayda egipica, lugar de retiro de eremitas, en su obra España sagrada. La cantidad de eremitas, anacoretas y monjes de la zona «sólo podrá contarlos el que sabe las estrellas del Cielo», escribía el padre Flórez.





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla