+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La cooperativa de Cacabelos abrirá un nuevo museo vinícola en marzo

 

m. c. canedo | cacabelos
23/12/2012

La cooperativa Vinos del Bierzo de Cacabelos se fija el horizonte de dos o tres años para consolidarse como una empresa vinícola puntera a nivel nacional. La sociedad tiene buenas expectativas de futuro después de los cambios acometidos con la renovación del equipo técnico y el área comercial y trabaja en la apertura de nuevos mercados en Estados Unidos, Canadá y México que se unirán a los habituales importadores de los caldos que elabora la cooperativa cacabelense que, en los últimos meses, también logró consolidar su presencia en el mundo asiático con la venta de sus referencias de calidad en Japón, China e Indonesia. Así lo explicó el presidente de Vinos del Bierzo, Ángel Gómez, en la asamblea informativa celebrada en la cooperativa para dar cuenta a los socios sobre el avance del Plan Director.

«La cooperativa es rentable y está muy bien situada en el mundo del vino. Por eso, estoy convencido, y así se lo he dicho, que las expectativas son muy buenas, enfocado hacia un producto nuevo pero hay que tener un poco de paciencia porque es una cuestión que irá día a día para que en dos o tres años seamos una empresa puntera no solo en el Bierzo», argumentó Gómez.

Uno de los principales revulsivos para consolidar la cooperativa Vinos del Bierzo como empresa puntera será, precisamente, la apertura en marzo o abril de 2013 de su nuevo complejo museístico. Las obras avanzan a buen ritmo según explicó el presidente quién recordó que además de un museo, el nuevo edificio albergará una zona comercial para la venta de productos cooperativos a un precio más bajo. Al tiempo, se acondicionará un espacio para restauración.

Bliss, nuevo vino blanco

La asamblea informativa celebrada por la cooperativa de Cacabelos también sirvió para presentar a los socios de la entidad el nuevo vino de la sociedad. Se trata de un blanco llamado «Bliss», con un ligero toque espumoso enfocado a un público joven que, habitualmente, no consume este tipo de bebidas. Es un caldo alegre, y fresco de nueve grados que quiere llegar a todos los consumidores.