+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La cooperativa de Cacabelos prevé alcanzar los cinco millones de kilos de uva

El presidente de 'Vinos del Bierzo' estima que la recogida comience el 22 de septiembre y asegura que será mejor en cantidad y calidad

 

La cooperativa de Cacabelos prevé alcanzar los cinco millones de kilos de uva - Ical.

V. Silván / ICAL
01/09/2013

La cooperativa de Cacabelos celebró hoy su tradicional Fiesta de la Vendimia, que ya cumple su 49 edición, con una buena previsión para la cosecha que, según explicó el presidente de ‘Vinos del Bierzo’, Ángel Gómez, será mejor que la del año pasado en calidad y cantidad. «Se espera una cosecha más grande que el año anterior y de muy buena calidad, aunque la uva nació un poco tarde, la cepa tenía mucha humedad y ha mejorado mucho, después con el calor que ha venido, ha hecho que esté en un estado excelente», explicó.

Así, desde la cooperativa berciana prevén cosechar unos cinco millones de kilos de uva de las viñas de su millar de socios, lo que supone un millón más respecto a la campaña de 2012, cuando se recogieron alrededor de los cuatro millones. Una vendimia que, de continuar la evolución de la maduración en las mismas condiciones, puntualizó Gómez, arrancara en torno al próximo 22 de septiembre.

La cooperativa, que realiza varias etiquetas en tintos, blancos y rosados –como Vinos Guerra, Carralero, Bocovi, Vinicio, Fontousal, Vindius o Viña Oro-, además del espumoso Don Perejón, sigue centrando actualmente sus esfuerzos en la exportación y dando «muy buenos frutos» en los últimos meses con la consolidación y entrada en nuevos mercados como Alemania, Estados Unidos, Irlanda u Holanda.

En la celebración de la Fiesta de la Vendimia destaca el concurso de pisada de uva, que ya cumple 16 años  y que este año ha contado con la participación de siete parejas. Todas ellas ya han participado con anterioridad en esta competición en la que durante dos minutos se pida la uva dentro de un tino o barreño y después se deja escurrir durante otros dos minutos. Gana la pareja que obtiene más cantidad de mosto en ese tiempo.

Uno de esos participantes, que sigue intentando año tras año hacerse con el primer puesto es Gonzalo González, que confiesa que está «abonado» a los segundos y terceros puestos. «Yo calculo que llevo participando unos 13 años, desde los 16, al principio con mi hermana de pareja y después con mi mujer». Así, van ataviados como lo hacían sus abuelos, ellas con los faldones y los sombreros de paja, ellos con el chaleco, el pañuelo atado con cuatro nudos a la cabeza y encima la boina.

«Esto nos sirve para recordar nuestras tradiciones, a nuestros abuelos y que en unos días empieza la vendimia y el otoño», afirmó González. Este año no ha habido los habituales premios pero, avanzó el presidente de la cooperativa, que el año que viene se hará una «gran pisada» con motivo del 50 aniversario.  «No sabemos todavía cómo la vamos a organizar, pero tiene que ser algo especial», añadió.

En cuanto al concurso de los mayores racimos, en la variedad  «reina» de los vinos del Bierzo, la Mencía, ganó un racimo que alcanzó los 765 –su uva suele crecer en racimos generalmente pequeños y compactos-, mientras que el primer premio de la variedad Jerez fue para un racimo de 2,385 kilos, Valenciana para uno de 1,420 kilos y en cualquier variedad, el ganador alcanzó los 4,595 kilos.