+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El Colegio cambia su denominación y admite las titulaciones de diseño

Los delineantes anuncian acciones judiciales contra el intrusismo

Reclaman a la Junta un mayor control para acabar con esta práctica que califican de su principal lacra

 

Responsables del Colegio de Delineantes ayer en Ponferrada junto a su representante legal -

G. Fernández - ponferrada
G. Fernández 18/05/2004

Los responsables del Colegio Oficial de Delineantes y Diseñadores Técnicos de León denunciaron ayer el creciente intrusismo profesional que soportan y anunciaron estar dispuestos a emprender acciones legales para erradicar esta práctica que, según palabras del decano, José Luis Zamora, representa «la principal lacra» del sector. Los delineantes se mostraron muy críticos con una práctica que cada vez prolifera más: los cursos FIP (Formación e Inserción Profesional) sobre delineación que imparten determinadas academias con la autorización de la Junta de Castilla y León y fondos de la Unión Europea. «La Junta regula los colegios profesionales pero a la vez incumple esa legislación», afirmaron. Según aseguraron, no es extraño que buena parte de las personas que siguen un curso de estas características se presenten luego como delineantes, cuando no lo son, e incluso lleguen a solicitar su ingreso en el Colegio Oficial. «Para entendernos, es como si alguien se apunta a un curso de Derecho Administrativo y al acabarlo dice que es abogado», explicó Manuel Casero, el representante legal de los delineantes. Este tipo de cursos conceden a los matriculados un certificado de profesionalidad que en muchas ocasiones se confunde con la titulación real de delineante, perjudicando a quienes sí poseen estos estudios. Los delineantes reclamaron a la Junta un mayor control para acabar con el intrusismo y anunciaron que contactarán con empresas de construcción, ayuntamientos e incluso academias para concienciarles de los perjuicios que supone el intrusismo para los doscientos delineantes de la provincia, cien en la comarca. Por otra parte, el Colegio Oficial anunció ayer que a partir de ahora cambian de denominación para pasar a llamarse Colegio Oficial de Delineantes y Diseñadores Técnicos de León e incluir en el gremio a las titulaciones de diseño.