+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

cacabelos

Más de 800 regantes pueden perder el riego por el «abandono» del canal

La directiva denuncia impagos y la dejadez de los comuneros.

 

Uno de los vocales de la directiva, en la captación de la presa de riego de Cacabelos. - l. de la mata

m. j. alonso | ponferrada
25/07/2014

La junta directiva de la comunidad de regantes de Cacabelos no aguanta más la situación de «abandono» a la que los propios comuneros han sometido a la presa que conduce el agua hasta sus fincas y después de tres años de gestiones presentarán su dimisión el próximo mes de agosto para que sea otro equipo directivo el que tome las riendas de este canal. Si nadie asume el mando, la compuerta se cerrará y hasta 850 regantes podrían peder el riego. Todo porque la situación se ha vuelto insostenible, en palabras del propio presidente de la comunidad, Primitivo Quiroga.

«La mitad de los comuneros no pagan y se producen inundaciones constantes tanto en zonas urbanas como rústicas porque los propietarios de fincas a los que les corresponde limpiar las presas secundarias no se ocupan de esa limpieza», se lamentó Quiroga, insistiendo en que la situación de la comunidad de regadío que sirve a Cacabelos y parte de San Martín y San Juan de Carracedo ha llegado a este extremo por «el abandono, la dejadez, el olvido y el ‘paso de todo’ de los regantes, que nada más quieren derechos y ninguna obligación».

El presidente de los comuneros aseguró, incluso, que de las catorce personas que integran la directiva, sólo tres están al pie de cañón, tratando de sacar adelante la situación, y que de los más de 800 regantes, son solamente 40 los que acuden a las asambleas. «Nosotros no estamos por la labor de trabajar mientras la mayoría pasan de todo, por ello convocaremos una asamblea extraordinaria, previsiblemente para la tercera semana de agosto, en la que presentaremos la dimisión y disolveremos la actual junta directiva. A partir de ahí, si no hay quien asuma la dirección y las responsabilidades que ella acarrea, lo comunicaremos a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y cerraremos la compuerta, perdiendo los derechos adquiridos hace más de setenta años», avanzó Primitivo Quiroga. Y es que Cacabelos fue, junto a Quilós, las primeras zonas agrarias del Bierzo que tuvieron regadío propio sin estar vinculados al Canal Alto o al Canal Bajo del Bierzo.

El todavía presidente de la comunidad de regantes recuerda que en estos tres años que lleva al frente de la misma, la actual junta directiva ha tenido que solventar serios problemas, principalmente financieros. Y es que —explicó— cuando ellos tomaron las riendas, a la comunidad se le reclamaban 17.000 euros en concepto de sanciones, una con el Seprona, otra con la Miño-Sil y una tercera con una comunidad de propietarios de un inmueble de viviendas. A día de hoy, esas sanciones ya han sido liquidadas y el déficit que mantiene la comunidad ronda los 3.000 euros, la mayoría por la limpieza del riego.






Buscar tiempo en otra localidad