+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Ponferrada renueva con Asprona la cesión de dos viviendas integradoras

Permiten a ocho discapacitados psíquicos hacer una vida relativamente normal.

 

El gerente de Asprona, junto al alcalde de Ponferrada y la edil de Bienestar Social, ayer. - l. de la mata

m. j. alonso | ponferrada
21/02/2014

El Ayuntamiento de Ponferrada y Asprona Bierzo rubricaron ayer el convenio por el cual la administración local renueva por otros cinco años más la cesión de dos viviendas de carácter social y de titularidad municipal ubicadas en el barrio de El Temple y que vienen siendo utilizadas por este colectivo de apoyo a personas con discapacidad intelectual desde hace ya una década. Gracias a estos dos pisos, ocho usuarios de Asprona pueden llevar una vida relativamente normal, integrados perfectamente en la sociedad y en la rutina del día a día.

«Las personas con discapacidad intelectual tienen unas barreras más sutiles que aquellas que tienen una discapacidad física, por ello necesitan ayuda y una forma de hacerlo es darles la oportunidad de vivir una vida normal», aseguró el gerente de Asprona Bierzo, Pablo Salgado, detallando que una de las viviendas está habitada por cuatro chicas que trabajan en el centro ocupacional que gestiona el mismo colectivo y en el otro residen cuatro chicos que acuden diariamente a trabajar al centro especial de empleo. Todos ellos son jóvenes con edades comprendidas entre los 20 y los 35 años, y tienen mucha autonomía personas, es decir, un grado menor de incapacidad, lo que les permite valerse por sí mismos.

Los inquilinos de los dos pisos sociales titularidad del Ayuntamiento son prácticamente los mismos desde hace diez años. Tan sólo se han producido dos cambios y han sido por cuestiones personales ajenas al programa. Por lo tanto, ambas viviendas se han convertido en su hogar. «En los centros grandes se despersonaliza todo un poco, los usuarios llevan una vida menos privada, mientras que estas casas permiten una integración total», afirmó Pablo Salgado.

Además de los dos inmuebles citados, Asprona gestiona desde 1994 otros tres pisos en la calle Tercio de Flandes, en el barrio de La Estación; la nueva residencia de Compostilla y otra residencia en el poblado de Bárcena. En todas ellas residen alrededor de 60 personas con discapacidad intelectual agrupadas según edades, afinidades y grado de minusvalía. En los centros más grandes residen aquellos usuarios que necesitan un apoyo mayor. También en los pisos de El Temple, los residentes cuentan con el apoyo de un tutor que les guía en las tareas cotidianas, pero aquí su acción es mucho más limitada dada la autonomía.

Tras la firma del convenio el alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, recalcó que es ejemplo de la apuesta decidida del bipartito por el bienestar social en el municipio.