+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El PSOE ‘resucita’ a Rita Prada para reconstruir el partido en Ponferrada

Castellano dimite y con ella la ejecutiva local, lo que obliga a formar una gestora.

 

El secretario de Organización, Óscar Álvarez, y Gerardo Álvarez, del Bierzo, ayer en León. - secundino pérez

M. FÉLIX / m. j. alonso PONFERRADA
20/04/2013

La secretaria local del PSOE de Ponferrada, Helena Castellano, dio ayer su brazo a torcer y aceptó dimitir del cargo, incluyendo en esta decisión al resto de la ejecutiva local. Por lo tanto, la dirección provincial ha determinado la creación de una gestora del partido en Ponferrada que presidirá la histórica Rita Prada, que ya pertenecía a la hasta ahora ejecutiva municipal, al frente del área de Formación y Educación. Prada fue concejala del Ayuntamiento de Ponferrada en tiempos de Celso López Gavela y también presidió el Consejo Comarcal del Bierzo. Ahora su nombre ha sido el elegido, precisamente por su veteranía, para intentar reconstruir al socialismo ponferradino y con ese fin regresa a la primera línea de la política local, a expensas de que le Comisión Ejecutiva Federal ratifique su elección.

La renuncia de Helena Castellano y el resto de la Ejecutiva local viene motivada por la moción de censura que con 60 firmas de afiliados presentó a mediados de esta misma semana el sector crítico, disconforme con la dirección del partido por el pacto de gobierno del actual alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, con la formación independiente de Ismael Álvarez, que como se recordará desencadenó la marcha del PSOE del propio Folgueral, de Montse Santín, Aníbal Merayo y Fernando Álvarez, dejando así por primera vez en la historia sin representación al partido en el Ayuntamiento. Los críticos socialistas pedían con su moción de censura en el seno interno del PSOE local responsabilidades por lo que consideraban una verdadera «catástrofe de gestión política».

Tras numerosos tiras y aflojas, con los teléfonos ardiendo durante los últimos días para intentar un acuerdo entre las partes (unos aferrándose al cargo orgánico y otros forzando la dimisión o renuncia del mismo), la ejecutiva provincial del PSOE emitía pasadas las ocho de la tarde de ayer una nota de prensa en la que, sin pronunciar en ningún momento la palabra «dimisión», aludían a «el paso atrás que la dirección de la Ejecutiva municipal ha dado con el fin de garantizar la apertura de un proceso de debate y reflexión interno y sereno». Aluden en la nota a la propuesta de Rita Prada como presidenta de la gestora, llamándola «veterana y respetada militante» por parte de la comarcal, provincial y autonómica del PSOE.

Con ello, según la provincial, «se blinda la estabilidad de la Agrupación socialista de Ponferrada». Consideran que la marcha de Castellano, Antonio Vega y el resto de la local, es «la solución más adecuada para que se empiece a trabajar, sin más dilación, en un proceso de diálogo interno entre la totalidad de la militancia». Con la renuncia de Castellano y Vega, el sector crítico de los socialistas de Ponferrada dan por cumplido su objetivo y se pliegan también con las sesenta firmas de la militancia para la moción de censura. De hecho, consideraban irrenunciable la marcha de la hasta ahora secretaria local del partido y con su dimisión dejan sin efecto su moción para elegir nueva dirección.



Buscar tiempo en otra localidad