+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

De recuerdos con el amigo fiel

La residencia Conde de Toreno abre las puertas a la realización de terapias asistidas por perros para mejorar la capacidad cognitiva de los residentes.

 

El ejemplar de perro labrador, durante la demostración en la residencia Conde de Toreno. - l. de la mata

j. c. f. | ponferrada
13/07/2014

Si el perro se ha ganado el título de mejor amigo del hombre es por algo. La relación de méritos es extensa, y entre ellos figura en un lugar destacado el no abandonar a su dueño ni en sus momentos más difíciles.

Si hay una situación que los seres humanos pueden considerar no ya difícil, sino crítica, esa no es otra que la pérdida de los recuerdos de toda una vida. Por eso, el fiel amigo del ser humano no podía dejar de intentar echar una pata.

Así se puso de manifiesto en el día de ayer en la residencia Conde de Toreno, donde la asociación ‘Rebican... rastreando ilusiones’ hizo una demostración de la terapia asistida con perros que vienen impartiendo a lo largo del año entre colectivos como el de mayores, enfermos de Alzheimer o autismo.

«De lo que se trata es que con esta terapia asistida con animales, en este caso perros, se produzca una interacción mayor de la que se podría producir con la que se realiza habitualmente entre el terapeuta y el paciente. Se trata de que el animal nos ayude a lograr los objetivos que perseguimos con más facilidad», apunta la terapeuta del Residencia de Mayores Conde de Toreno, Natividad Criado.

Unos objetivos que comienzan a cumplirse con la llegada del perro, un ejemplar de labrador de cinco años de edad, a la sala. Los rostros de quienes tienen al can más cerca irradian alegría. «Perrín guapo», repite Lorenza mientras saluda al perro conducido por su educadora canina.

A continuación comienzan los ejercicios. Una actividad en la que el perro juega un importante papel para conseguir que los mayores no distraigan su atención del ejercicio que les ha preparado su terapeuta.

Ejercicios sencillos, básicamente con números y colores, con los que se pretende que los mayores ejerciten su capacidad cognitiva. «Lo de hoy sólo ha sido una demostración para los familiares y residentes de las posibilidades que nos ofrece este tipo de terapias. Ahora habría que ver las posibilidades y los interesados en este tipo de terapia asistida, que está especialmente indicada para personas que presentan un deterioro leve de la actividad cognitiva o una demencia con estadío inicial», señala la terapeuta, Navitidad Criado.

Al concluir el ejercicio práctico, las fundadoras de la asociación berciana ‘Rebican... rastreando ilusiones’, que además de ayudar a distintos colectivos berciano, facilita una segunda oportunidad a estos perros —por lo general abandonados—, ofrecieron una charla a familiares y residentes de las posibilidades que ofrecen este tipo de terapias.

Tras sondear esta terapia canina, los terapeutas de la Residencia de Mayores Conde de Toreno ya se han planteado indagar nuevas formas de terapia: «ahora vamos a ver las posibilidades que existen de realizar terapias con caballos».




Buscar tiempo en otra localidad