+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

REVITALIZAR EL CENTRO

El sector inmobiliario alienta el ARU para que Ponferrada reviva

El Ayuntamiento abrirá la oficina de información del proyecto en marzo en Río Selmo.

 

Empresarios de los sectores de construcción y reformas e inmobiliario, con la alcaldesa. L. DE LA MATA -

maría carro | ponferrada
12/02/2019

El Área de Regeneración Urbana (ARU) de la Puebla Norte de Ponferrada gusta a la clase empresarial dedicada a los sectores de la construcción, reformas e inmobiliario. En una reunión informativa celebrada ayer con la alcaldesa, la patronal dio su beneplácito a un proyecto que permitirá revitalizar la zona centro de la capital berciana y recuperar espacios degradados que afean la imagen y la propia vida de la ciudad. Un respaldo que satisface a Gloria Fernández Merayo, convencida de que las comunidades de propietarios se unirán en masa al proyecto, principalmente porque las subvenciones cubren el 85% de la obra de rehabilitación que deba hacerse en cada edificio. Es decir, los propietarios únicamente deberán hacer frente al 15% restante.

Con el fin de informar sobre éste y todos los detalles ligados al ARU, el Ayuntamiento abrirá, ya en marzo, la oficina de información al ciudadano. Estará ubicada en dependencias del centro Río Selmo (antigua Obra Social de Caja España). En ella, los servicios municipales asesorarán a los interesados sobre los detalles técnicos y las licencias necesarias. Función para la que contarán con la colaboración de la Federación Leonesa de Empresarios. «La Fele colaborará con los servicios técnicos municipales para que todas las comunidades de propietarios puedan tener, por parte de un profesional, los presupuestos reales y veraces con los tiempos de ejecución y cómo se deben realizar las cosas», explicó el presidente de dicha federación en el Bierzo, Javier Morán.

Recreación virtual de diferentes espacios de la ciudad en las que se ve el aspecto que presentarán distintas zonas de la ciudad incluidas en el proyecto.

«Es fundamental recuperar el centro. Las casas se han ido deteriorando y eso fragmenta la ciudad y, al final, queda todo diseminado. Hay muchas casas viejas y muchas viviendas vacías y eso genera muy mal ambiente. Si esto va para adelante, la ciudad va a cambiar, va a recuperar el ambiente, la luz, el color, todo», consideró el presidente de la Asociación de la Asociación de Inmobiliarias Aúna, Luis Valle. Él mismo recordó que las viviendas sobre las que se pretende actuar —alrededor de 1.500— son muy antiguas, con 50 o 60 años y, como tal, «tienen todos los problemas de una edificación de esos años: no tienen ascensor, el tejado está viejo, las fachadas deterioradas y las propias calles están mal».

«Hay que darle vida», resumió este representante del sector inmobiliario ponferradino. Pero el Área de Regeneración Urbana de la Puebla Norte no sólo permitirá mejorar la imagen de esta zona, sino que generará empleo y en ello incidió Javier Morán. «Es una oportunidad para el sector de la construcción y, sobre todo, para las empresas de reformas de la comarca. Hay que recordar que el sector de la rehabilitación ha estado muy parado porque lo poco que se ha hecho en los últimos años ha sido obra nueva», apuntó el presidente de Fele Bierzo.

La importante «inyección económica» que supondrá para las empresas de los citados sectores y para la ciudad, a nivel general, fue uno de los hechos subrayados por la alcaldesa, que recordó algunas de las cifras ligadas a este ARU. «Hay que darse cuenta de que estamos hablando de 4,5 millones de euros para la primera y que, después, habrá otra. Hay que gastar ese dinero que nos va a venir. Este año, la inversión prevista es ya de 1,3 millones de euros. Ya, por fin, empieza a andar nuestro ARU», dijo Fernández Merayo.

«Podemos generar empleo y volver a la contratación», añadió Morán, respaldado el representante de Obra Pública de León Carlos López, que también incidió en el componente laboral. «Se va a generar trabajo y se van a regenerar zonas deprimidas para que vuelvan a tener vida», dijo. Lo cierto, es que la creación del barrio de La Rosaleda y la construcción masiva de vivienda nueva ha derivado la compra-venta hacia esta zona en los últimos años. La mayoría de los compradores buscan vivienda nueva, con todas las prestaciones y sin necesidad de reforma y es ahí donde está. Recuperar las viviendas de la zona centro es el primer paso para que el núcleo de la ciudad recupere vecinos, más allá de su imagen.

El proyecto del ARU de la Puebla Norte financiará actuaciones como el cambio o la instalaciones de ascensores, la mejora de la accesibilidad de los edificios y actuaciones de eficiencia energética, como el cambio de cubiertas, el aislamiento de fachadas, el cambio de calefacciones y ventanas, actuaciones en el sistema eléctrico, etcétera.

En la primera fase que ahora se activa, la previsión es la de actuar, inicialmente, en 150 viviendas. El plazo de actuación para esta primera intervención es de cinco años.