+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

especies en peligro EN EL BIERZO

Tejeira pide a la Fiscalía que investigue el envenenamiento de un lobo y un zorro

El veneno que mató al lobo fue un raticida y el zorro ingirió dos tóxicos «muy peligrosos».

 

Imagen del lobo envenenado, en la senda donde apareció, cerca de una corriente de agua. DL -

C. FIDALGO | PONFERRADA
26/02/2019

Un raticida empleado para matar roedores y dos tóxicos igualmente considerados «extremadamente peligrosos» por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son los venenos que la pasada primavera acabaron con la vida de un lobo, en el primero de los casos, y de un zorro, en el segundo, en las inmediaciones de Tejeira, dentro del término municipal de Villafranca del Bierzo. Así lo establece el informe pericial del Servicio de Toxicología y Veterinaria Forense de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia remitido ahora a la Junta Vecinal de la localidad con los análisis que completan la autopsia. El informe, y la alarma social que ha causado en el pueblo la aparición de los dos animales envenenados —el lobo en un camino en el monte y el zorro, en la toma de agua de las acequias de riego— llevó ayer al pedáneo, el también concejal de Villafranca Luis Manuel Prieto Gaztelumendi, a pedir públicamente a la Fiscalía que investigue lo ocurrido «hasta el fondo» y por la vía penal.

El pedáneo solo estaba a la espera de recibir el informe toxicológico que determina las sustancias que causaron la muerte de los dos animales —la Junta ya confirmó el año pasado que la autopsia revelaba un envenenamiento en ambos casos— para instar a la Fiscalía a actuar, si es que no lo ha hecho ya una vez que el asunto pasara a manos del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Los análisis realizados en Murcia —efectuados ya en septiembre y octubre pasado— revelan que el lobo de un año de edad y en buen estado de salud ingirió Bromadiolona, producto rodenticida anticoagulante empleado como matarratas. Los veterinarios hallaron restos de la sustancia «extremadamente peligrosa», según la OMS, en el hígado del animal. El efecto anticoagulante le provocó al lobo un cuadro de hemorragia interna que coincide con las lesiones apreciadas durante la necropsia. La Bromadiolona, «como el resto de rodenticidas anticoagulantes de segunda generación, proovca la muerte días después de la ingestión del cebo, lo cual explica porqué no se observan restos del cebo o material sólido en el estómago, explican los peritos de Murcia.

En el caso del zorro, los análisos demuestran que murió «por ingestión de un cebo conteniendo Difenacoum y/o Brodifacoum», dos compuestos diferentes al que costó la vida al lobo, pero igualmente rodenticidas anticoagulantes que también provocan la muerte días después de su ingesta.

Los peritos consideran que «la hipótesis más probable es que el zorro muriera por ingestión de un cebo de Difenacoum, pudiéndose explicar la presencia de Brodifacoum por impurezas del cebo». Los dos animales fueron hallados cerca de corrientes de agua con dos meses de diferencia; el zorro en torno a febrero y el lobo a finales de abril.

Gaztelumendi reconocía ayer que no será fácil dar con la persona o personas que dejó cebos envenenados en el monte. «Al tratarse de matarratas, son productos que se pueden comprar con facilidad sin que quede registro de la compra», aseguraba ayer a este periódico.

El pedáneo de la localidad de Tejeira no se atrevía a descartar ayer que el autor de los dos envenenamientos haya sido una misma persona que haya empleado dos matarratas diferentes para despistar.

Noticias relacionadas





Buscar tiempo en otra localidad