+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Una vendimia de campeonato

La pareja formada por Rebeca González y Alberto Ramón ganaron, con 5,180 litros de mosto, el concurso de pisada de la Fiesta de la Vendimia de Cacabelos, que reunió a cientos de personas frente a la cooperativa.

 

Alberto Ramón y Rebeca González, de Fuentesnuevas, fueron los ganadores. - ana f. barredo

m. j. alonso | cacabelos
27/08/2012

Cuarenta y ocho años después de su puesta en marcha, Cacabelos volvió a celebrar ayer una nueva edición de la Fiesta de la Vendimia. La explanada que rodea la sede de la Cooperativa Vinos del Bierzo de Cacabelos se convirtió en el escenario de una de las actividades que más interés despierta en el conjunto de la comarca y que sigue celebrándose a pesar de la crisis. Cientos de personas se concentraron en el recinto para presenciar el concurso de pisada de las primeras uvas del año.

Una docena de parejas compitió esta vez por el título de mejor pisador, entre ellas la integrada por Alberto Ramón y Rebeca González —de Fuentesnuevas—, que fueron finalmente los ganadores. La suya ha sido una hazaña en toda regla, dado que la de ayer fue su primera incursión en un concurso que comenzó a realizarse hace ya quince años. Fue llegar y besar el santo, como reza el conocido refrán. A golpe de pie obtuvieron 5,180 litros de mosto que les hicieron merecedores de los 600 euros del primer premio. «Desde luego que no nos esperábamos este resultado y menos yo que nunca había pisado uva», aseguró Rebeca, apuntando que su principal preocupación era que se tupiera la rejilla que separa la uva del jugo. Ahora, con el dinero que han ganado invitarán a otras parejas de amigos que se apuntaron al certamen pero no fueron seleccionados.

Daniel Vega y Macarena Ruiz, con 5,160 litros de mosto; y Miguel Ángel Canóviga y Lucía Arroyo, con 4,810 litros, obtuvieron el segundo y tercer puesto respectivamente. Aunque no resultaron ganadoras, otras parejas mostraron una enorme satisfacción tras salir del la cuba de madera en la que durante dos minutos pisaron la uva. Alejandro se desplazó hasta Cacabelos desde Oviedo para participar junto a Eva, vecina de la villa del Cúa, en el campeonato de pisada. «El año pasado vine por primera vez, me gustó y este año decidí participar. Estoy acostumbrado a pisar manzanas en Asturias y pensé que iba a ser más fácil, pero resbala mucho y dos minutos parecen tres meses», bromeó el joven pisador.

En la cuba de al lado y en los mismos dos minutos hicieron lo propio otra pareja de bilbaínos, aunque él nacido en Cacabelos. Pedro y María le pusieron todas las ganas y reconocieron que lo más complicado es mantener el equilibrio.





Buscar tiempo en otra localidad