+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los vecinos de Gamonal no dan ni un paso atrás y Lacalle pide hablar

Los vecinos nombran representantes y el alcalde revisa el proyecto urbanístico.

 

Los vecinos de Gamonal no dan ni un paso atrás y Lacalle pide hablar -

m. casado / C. moreno | burgos
17/01/2014

No responden a siglas. No tienen representantes. Tampoco tienen banderas. Es un movimiento vecinal que decide en conjunto. Con estas premisas arrancó a las 19.15 horas la segunda asamblea diaria del colectivo contra el bulevar de Gamonal, tras la reunión mantenida por los cinco interlocutores elegidos con el alcalde de Burgos, Javier Lacalle. Sus demandas se sustentan sobre tres puntos «innegociables»: la absolución de los detenidos, la marcha de los antidisturbios desplegados en la ciudad de Burgos y la paralización definitiva de las obras del bulevar de la calle Vitoria y «dejar el barrio como estaba antes».

Aseguraron previamente haber dejado claro que ellos, que actúan como portavoces, no toman decisiones «quien decide es la asamblea». Dicho esto, los cientos de asistentes proclamaron la decisión en coro unánime. «¡Ni un paso atrás!». En su comparecencia ante los vecinos de Gamonal, los portavoces pidieron tranquilidad a los presentes. «El alcalde nos ha pedido que pasemos un fin de semana tranquilo». Al mismo tiempo que les anunciaron que Lacalle_«facilitará a la asamblea una nueva propuesta el lunes», aunque insistieron en que sus tres puntos son innegociables y si se cumplen «después se hablará».

Mientras tanto la estructura del movimiento vecinal ha echado a andar y el balance de cada jornada se analiza en la calle Vitoria. En la mañana de ayer, mientras algunos voluntarios se encargaban de la limpieza de aceras y retirada de anclajes, una asamblea elegía a sus interlocutores ante el Ayuntamiento y constituía cinco equipos de trabajo: jurídico, económico, de participación ciudadana, programático y cultural.

El alcalde de Burgos abrió en la tarde noche de ayer las puertas del Ayuntamiento a los cinco portavoces para conocer sus demandas y opiniones sobre el proyecto urbanístico paralizado. «El tono ha sido muy correcto, fluido y respetuoso», remarcó el regidor. «Ahora toca hablar y hablar con todos y especialmente hablar en paz», añadió.

«No quiero aventurar acontecimientos, hay propuestas que resultan razonables entre las presentadas por la asamblea y otras no tanto. Pero quiero confiar en la voluntad de los vecinos para negociar y resolver los aspectos que nos separan en este proyecto», manifestó.

La acción negociadora no sólo se dirige a la asamblea, otros colectivos vecinales, comerciales y políticos están llamados a integrarse en el grupo de trabajo para resolver, con éste u otro proyecto, el problema de degradación urbana que padece Gamonal.

os.

«REPRESIÓN». La responsable de Igualdad, Solidaridad y Derechos Humanos de Izquierda Unida en Castilla y León, Sara Doval, pidió ayer la dimisión del delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, por la «represión vecinal» ejercida en el barrio de Gamonal. «El Gobierno, en un conflicto socio-político vecinal y en pro de la seguridad ha coartado los derechos y las libertades, instaurando un estado de excepción tácito, además de utilizar métodos duramente criticados por Europa y retrotraernos a una España preconstitucional», criticó la formación. También reclamó la libertad sin cargos y sin fianza de todos los detenidos y señaló que «no se primó la seguridad de las personas, sino la de los activos económicos de la construcción».

«SOLIDARIDAD» . El presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), Miguel Ángel García Nieto, trasladó su «solidaridad» al alcalde de Burgos, Javier Lacalle, aunque reconoció que un «mayor diálogo» hubiera evitado que los acontecimientos hubieran llegado a esos extremos. García Nieto condenó la violencia y consideró «muy acertada» la decisión de paralizar las obras hasta llegar al consenso, informó Ical.

«UN TRIUNFO». La Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV) mostró su «orgullo» por la actuación y los resultados que los colectivos de vecinos han realizado y conseguido en Gamonal, al tiempo que llamó a las «movilización y la insumisión» para defenderse de «los ataques» a la participacion ciudadana. Se ha conseguido «un triunfo social de un valor simbólico y de futuro incalculable », consideró. Además, expresó que el movimiento vecinal ha ejercido «una defensa a ultranza» de los intereses del barrio «por encima de lo que pueden hacer algunos dirigentes políticos».





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla