+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Fomento recorta a la mitad la nueva estación del AVE de Medina del Campo

El Ministerio opta por un diseño arquitectónico sostenible y encarga un nuevo proyecto que espera tener listo en un plazo de ocho meses

 

(Pulse sobre la imagen para ampliar/reducir). -

J.A./ Ical
09/12/2013

El Ministerio de Fomento ha metido la tijera en el proyecto de la nueva estación de alta velocidad de Medina del Campo (Valladolid), perteneciente a la línea Madrid-Galicia. Esta terminal, que iba a suponer una inversión de 12 millones de euros, se ha redimensionado, en línea con la máxima de no construir “edificios vacíos”, por lo que su tamaño será prácticamente la mitad de lo previsto, con un edificio de viajeros de 350 metros cuadrados en una sola planta y con un aparcamiento para 50 vehículos.

El departamento de Ana Pastor adjudicará en semanas un contrato de servicios de asistencia para la redacción de un nuevo proyecto de la estación, a pesar de que el Ministerio había aprobado el proyecto básico en agosto de 2011, que fuentes de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) cuantificaron a finales de 2012 ya en 13,4 millones. Su objetivo es contar en ocho meses con una solución austera para licitar y adjudicar las obras posteriormente, ya que el tramo Olmedo-Zamora podría entrar en servicio en la primavera de 2015.

Esta estación es una de las 24 que el Ministerio incluyó en un plan de racionalización de nuevas instalaciones AVE que exigían un desembolso de 700 millones, de los que 30 corresponden a Castilla y León. La ministra confirmó ya en abril que Medina, primera estación castellana y leonesa del corredor gallego, contaría con una estación ajustada a las necesidades de la localidad. También, esta semana Pastor insistió en su visita al PAET (Puesto de Adelantamiento y Estacionamiento de Trenes) de la localidad que la construcción serviría para atender la demanda, pero que no estaría sobredimensionada, como ha ocurrido en otras ciudades.

Adif tiene abierta la licitación de un nuevo anteproyeto, proyecto básico y otro de construcción, con un presupuesto de 316.778 euros, para levantar al sur de Medina, a la derecha del vial que conduce al Palacio de las Salinas, el nuevo edificio que certificará en Castilla y León el fin de las obras faraónicas.

Fomento le dará la vuelta al proyecto para que siga un diseño basado en la austeridad, que favorezca la viabilidad económica del edificio y que exija el “mínimo mantenimiento”. Para ello, se ajustará al Programa de necesidades funcionales de la terminal medinense, así como a un análisis de los ingresos y gastos de explotación y mantenimiento, con el objetivo de que el diseño arquitectónico de esta infraestructura sea sostenible.

'Tajo'

El 'tajo' afectará principalmente al edificio de viajeros y al aparcamiento ya que la estación proyectada tenía dos alturas con unos 2.300 metros cuadrados. La nueva tendrá una superficie de 350 metros cuadrados, previsiblemente en una sola planta que acogerá el vestíbulo, la sala de embarque de alta velocidad, la zona de venta de billetes y atención al cliente, los locales comerciales, las oficinas, almacenes y cuartos de instalaciones. Sin embargo, el anterior proyecto preveía que sólo el vestíbulo ocupara 500 metros, dentro un área total de 5.000 metros cuadrados.

Las superficies comerciales se dimensionarán en función de un estudio económico y técnico, de forma que su puesta en servicio y explotación sea “viable” y garantice en la medida de lo posible la “mayor rentabilidad económica” del proyecto. De esta forma, Adif ya no considera prioritario el centro de viajes, el punto de información de 100 metros cuadrados y el local multimedia.

El aparcamiento de 160 plazas se quedará en una zona de estacionamiento para unas 50. El vial de acceso desde la carretera de Velascálvaro (VP-8904) se adaptará al volumen de vehículos que puedan acceder a la estación garantizando una movilidad “cómoda y rápida”. La urbanización exterior contemplará el ajardinamiento y urbanización, favoreciendo la accesibilidad, pero a un “mínimo mantenimiento”.

Sin embargo, Fomento mantendrá la construcción de dos andenes para viajeros, que tendrán una longitud de 400 metros y ocho de anchura, con marquesinas, aunque estas dimensiones pueden variar en función del número de usuarios que se prevean. Anteriormente se había previsto un paso superior para comunicarlos con el edificio de viajeros, si bien ahora Adif somete esta solución a una revisión barajando la posibilidad de colocar un paso inferior que podría albergar una sala de embarque con escáner y 'check-in'.

Ubicación

La nueva Estación de Alta Velocidad de Medina se ubicará en terrenos al sur del núcleo urbano y próximos a la carretera VP-8904. Para acceder a ella, se ha previsto una rotonda en la carretera de Velascálvaro que dará la posibilidad de tomar el vial de 200 metros que conducirá a otra glorieta, frente a la futura terminal. Ésta se situará en los terrenos del PAET de Medina -cuatro vías-, que servirán también para la conexión con la línea convencional de Salamanca, a través de dos cambiadores de ancho de vía.

La estación se situará entre las naves abandonadas de la fábrica de cerámicas San Pedro y la subestación eléctrica de Iberdrola, a 2,5 kilómetros del centro de Medina -un kilómetro del núcleo urbano- y a 21 del inicio del tramo Olmedo-Zamora, que partirá del 'tronco' Madrid-Segovia-Valladolid, en servicio desde 2007.