+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Oposición de los presidentes a la desaparición de las audiencias

La mayoría opina que acercan la justicia a los ciudadanos y vertebran territorios.

 

José Luis Concepción, con otros magistrados en la escalinata del TSJ en Burgos. - ical

M. R. M. | Valladolid
19/08/2013

«Una auténtica revolución de la estructura judicial». Así definió el presidente del Tribunal Superior de Justicia, José Luis Concepción, el borrador de la futura Ley de Planta y Demarcación, cuyo contenido cuestiona una mayoría de presidentes de las Audiencias provinciales por la supresión de este órgano judicial, que repartirá sus funciones entre los tribunales de Instancia y las salas del TSJ. La desaparición de los partidos judiciales genera opiniones más diversas.

El documento del Ministerio de Justicia expone la «absoluta necesidad de acometer «una decidida transformación del primer escalón del sistema jurisdiccional» para facilitar «el acceso del ciudadano a la tutela judicial efectiva, superando el partido judicial estanco como base del modelo y trasladando a la primera instancia las virtudes acreditadas por el sistema de organización colegiada». Con ello, las Audiencias desaparecen y los tradicionales juzgados se estructuran en tribunales, «con los jueces que se estime necesario, bajo la coordinación de un presidente».

Entra así en funcionamiento el Tribunal de Instancia —también de ámbito provincial—, cuyo presidente «deberá compaginar funciones jurisdiccionales con tareas gubernativas, lo que le convierten en piedra angular del nuevo mapa judicial español.

Seis presidentes de Audiencias se han prestado a valorar estas importantes reformas. De los tres restantes, uno no ha querido opinar y los otros dos se encuentran de vacaciones.

JUAN MIGUEL CARRERAS

Audiencia de Burgos

Según Juan Miguel Carreras, no tiene sentido la desaparición de las Audiencias, unas «estructuras judiciales estables» que sirven para vertebrar los territorios y son los órganos que mejor han funcionado en la administración de Justicia.

Carreras ofrece una alternativa: que la Audiencia quede como órgano de apelación en los órdenes Civil y Penal y el tribunal de Instancia se encargue de la investigación de los hechos criminales.

Sobre los partidos judiciales, afirma que una cosa es que algunos no tengan sentido «y otra bien distinta que se supriman los de Miranda o Aranda».

MANUEL GARCÍA PRADA

Audiencia de León

Para Manuel García Prada, no es incompatible la modernización de la Justicia, mediante la creación del tribunal de Instancia (lo que aplaude), con el mantenimiento de las Audiencias provinciales, cuya continuidad defiende. Aplaude que se unifiquen todos los juzgados de primera Instancia, siempre y cuando esta medida vaya ligada al despliegue real de las Oficinas Judiciales y la implantación del expediente digital.

García Prada recuerda que las Audiencias son órganos de apelación provincial con una tradición arraigada y asentada. «Es el órgano institucional que acerca la justicia al ciudadano y crea criterios jurídicos en la provincia», sostiene.

RAFAEL CARNICERO

Audiencia de Soria

En opinión de Rafael Carnicero Giménez de Azcárate, las Audiencias «no deben desaparecer», ya que «se ha demostrado que son unos organismos que funcionan muy bien, y cumplen funciones no sólo jurisdiccionales, sino también gubernativas y de representación del Consejo General del Poder Judicial a nivel provincial». Carnicero tampoco encuentra en la desaparición de las Audiencias «ventaja alguna para el ciudadano, ni que eso mejore la administración de justicia». «Pienso que la demarcación provincial es suficiente para los órganos de apelación», declara.

Sí ve correcta la supresión de los partidos judiciales «porque de esa forma se ahorran costes». A su juicio, esta demarcación, «que procede del siglo XIX, cuando las comunicaciones y los transportes eran difíciles, no tiene sentido hoy en día».

JOSÉ IGNACIO RAFOLS

Audiencia de Palencia

Partiendo de la base de que la Administración de Justicia necesita modernizarse, José Ignacio Rafols ve «poco maduro» el borrador. «No solo necesita corregir importantes carencias, sino que precisa concretar las consecuencias políticas y económicas de la nueva estructura territorial que establece», comenta.

Rafols entiende que si las Audiencias son órganos que han funcionado de forma correcta hasta ahora, «sería razonable mantener parte de su estructura en las secciones colegiadas de los tribunales de Instancia». Y aunque reconoce que la concentración que supondrán estos tribunales «permitirá ganar en eficiencia y optimizar los recursos personales y materiales», cree que también implican un alejamiento territorial respecto de los ciudadanos y que la configuración de la función de su presidente «puede dar lugar a mecanismos de control judicial no compatibles con el respeto a la independencia de cada juez».

También defiende la necesidad de establecer partidos judiciales de ámbito inferior al provincial en función de la entidad o la lejanía de determinados núcleos de población.

FELICIANO TREBOLLE

Audiencia de Valladolid

Feliciano Trebolle es el menos crítico con la reforma judicial, aunque confiesa que le duele la supresión de las Audiencias y que también puede ser dolorosa la desaparición de los partidos judiciales.

Sobre esta última cuestión, señala que hay muchos de ellos que apenas tienen volumen de trabajo y generan importantes gastos. Asegura que en Valladolid se mantendrán abiertas las sedes judiciales de Medina del Campo y Medina de Rioseco, aunque no se han concretado sus competencias. «Tal vez sirvan para notificaciones, citaciones, videoconferencias...», comentó recientemente en una entrevista concedida a este periódico. Desde su punto de vista, se podría plantear que se lleven a cabo juicios con tribunales desplazados a estos municipios «cuando la ocasión lo requiera».

LUIS BRUALLA

Audiencia de Zamora

Luis Brualla Santos-Funcia considera que la desaparición de las Audiencias es «la crónica de una eliminación anunciada», en un momento en el que se intenta «concentrar los recursos» en los tribunales superiores. Aún así, estima que responde también al deseo del poder político de alejar la «intervención de la Justicia de la vida social».

Respecto a los partidos judiciales, el magistrado asegura que finalmente no desaparecerán «porque políticamente no es rentable». Aún así, «reducirán sus atribuciones, les darán otras funciones u otros nombres, pero seguirán existiendo».

El presidente de la Audiencia de Zamora sintetiza en una frase su opinión sobre el borrador de la Ley de Planta Judicial y Demarcación:«Se ha empezado la casa por la ventana». Al margen de lo acertado de las reformas, afirma, la carencia de jueces y el hecho de haber empezado a acometerlas en una época de crisis y sin el respaldo económico necesario es «cuando menos, una gran temeridad».

Información de M.R., A. Álvarez, S. Charro, M.A. Vergaz, J.R. Rodríguez y J.L. Cabrero.



PUBLIRREPORTAJE

Residencia de mayores El Portillo

Con 105 plazas, la mejor asistencia y todos los servicios, la residencia cumple 22 años en los que ha formado una gran familia. Hoy celebra la fiesta en honor a la Virgen del Carmen



Buscar tiempo en otra localidad