+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Sanabria le hace la competencia a Ness

El 'Helios Cousteau', primer catamarán del mundo propulsado por energía eólica y solar, surca ya las aguas del Lago de Sanabria como novedosa atracción turística

 

El catamarán 'Helios Cousteau' atraviesa ya el Lago de Sanabria en un paseo turístico único. - ical

juanma de saá | zamorajuanma de saá | zamora 08/05/2011

Hace casi cuatro meses, un extraño navío de aspecto futurista atravesó la Península, haciendo desde el litoral barcelonés una particular travesía terrestre de una semana de duración para llegar hasta el Lago de Sanabria (Zamora) donde suscitó todo tipo de dudas y comentarios. Se trataba del Helios Cousteau , revelador nombre para el primer catamarán del mundo propulsado por energía eólica y solar, llamado a convertirse en uno de los principales reclamos turísticos de la comarca.

La embarcación, de 19 metros de eslora y ocho de manga, puede llevar a un centenar de pasajeros a una velocidad de cinco nudos y sus diseñadores y constructores presumen de no generar «ningún tipo de residuo y, ni siquiera, impacto acústico y hasta se ha desarrollado un sistema de lubricación por medio agua en vez de utilizar grasas», según indica David Salvador, zamorano de 47 años, coordinador del área ambiental de la Estación Biológica Internacional, que es la encargada de desarrollar el proyecto.

Hace escasos días, el Helios Cousteau hizo su primer viaje oficial, distinguiéndose de la idea de «inauguración», vetada en época preelectoral. En ese recorrido por el Lago de Sanabria estuvieron presentes habitantes de la localidad de Ribadelago, a modo de recuerdo a las 144 víctimas de la catástrofe ocurrida hace más de medio siglo en la presa de Vega de Tera, que se vino abajo por una mezcla de despropósitos. «Dentro de lo que es una cáscara de nuez en el agua, hemos puesto todo el interés posible para que esto dé un resultado positivo en el avance turístico y en el desarrollo de la zona», afirma poéticamente el alcalde de Galende y promotor de la idea, Jesús Villasante. «La inversión ronda el millón de euros hasta la fecha pero va a pasar porque hay que hacer una línea enterrada para la conexión eléctrica cuando no se pueda hacer la carga solar y eólica», reconoció, en referencia a la carga de las baterías en determinadas condiciones meteorológicas.

Las dudas . Precisamente, éste es uno de los apartados en los que los detractores del proyecto han vertido críticas, exponiendo sus dudas sobre la posibilidad de que la nave sea autónoma durante las 25 horas previstas y se mueva únicamente con lo que sean capaces de aportar el viento y el sol. «Llevamos acumuladores porque, si no, en un día nublado no podríamos navegar», indica David Salvador. «Es el primer catamarán eólico-solar del mundo y una de las embarcaciones más avanzadas con una propulsión de estas características».

Los pasajeros pueden escuchar mientras surcan el lago información detallada sobre el funcionamiento del barco al tiempo que ven en una pantalla el consumo desglosado de los motores de babor y estribor y la denominada función del «botón verde» o, lo que es lo mismo, navegar con la energía pura del sol. «Si está soleado, navegamos a dos nudos y, si una nube cubre el sol, bajamos a un nudo y medio, por ejemplo», comenta. «Ahora estamos aplicando aquí tres amperios y allí cinco. Ahí atrás se puede ver cómo se mueven las hélices», añade.

La seguridad de la embarcación viene refrendada por la matrícula de la Marina Mercante, que sometió a la nave a lo que los técnicos denominan «pruebas de mar». «Navegó en el mar con olas de metro y medio en la costa catalana. La Marina Mercante, al ser un prototipo sometió a unas pruebas muy duras el barco, cargándolo con 24 bidones de 250 litros cada uno y tuvimos que salir al mar con un solo motor en esas condiciones e hizo todas las maniobras sin problemas», asegura Salvador. «El barco navega a una media de cinco nudos. No hace falta más. En la embarcación de los Arribes del Duero, con dos motores de 300 caballos, es a la velocidad que vamos», dice, en alusión al conocido barco que surca el río Duero donde separa Portugal de la comarca zamorana de Sayago. «Éste es un proyecto de carácter hispano-luso. Pusimos en marcha el centro de Miranda do Douro, que también es binacional. Tenemos muy buenas relaciones con Portugal pero, aunque parezca una inmodestia, nos lo hemos ganado a pulso», apunta, en referencia al Primer Premio Nacional de Turismo obtenido en 2008 y a la Medalla al Mérito, en 2009. «La verdad es que han sabido apreciar este proyecto mucho antes que en España», apostilla.

Proyecto de investigación. El coordinador de la Estación Biológica Internacional habla con soltura el funcionamiento del catamarán y recuerda con frecuencia que se trata de un proyecto de investigación, por lo que tienen respuestas «clasificadas» buena parte de las preguntas. «La mayoría de los datos que preguntas están protegidos porque es un proyecto I+D y, además, nos recomiendan desde el departamento de marketing que los detalles novedosos se comenten de una forma dosificada», señala, con buen humor.

El hecho de restringir la información en determinados temas como pormenores sobre la cámara subacuática, los acumuladores o el sistema de lubricación por agua no significa que no pueda observarse.

Salvador muestra con orgullo los detalles que hacen más exclusiva la embarcación mientras, precisamente, la cámara ofrece una imagen en la pantalla del agua bajo la quilla. «Todo lo que pasa en la embarcación lo tenemos controlado en los monitores. Esa alarma que suena indica que está abierto uno de los mamparos, que deben ir cerrados durante la navegación», explica.





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla