+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Gente de aquí | Viaje al pasado

Canibalismo del Homo Antecessor

Encontrado un fragmento de húmero con descarnaciones que podrían significar que fue comido

 

El equipo de Atapuerca muestra el fragmento de húmero que se ha encontrado en la Sima del Elefante. -

C. VeLasCO | BURGOSC. VeLasCO | BURGOS 16/07/2009

La campaña de excavaciones en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, que comenzó el pasado 15 de junio y se desarrollará hasta el próximo día 24, ha permitido localizar en el nivel TE9 un pequeño fragmento de húmero de un adulto, que podría pertenecer al mismo individuo que la mandíbula datada en 1,3 millones de años. «Esta pieza tiene un golpe de percusión en la caña del hueso, además de varias marcas de descarnación», explicó a Ical José María Bermúdez de Castro, codirector de las excavaciones, quien añadió que los restos de animales encontrados en este nivel de la Sima del Elefante «también presentan estas marcas».

El descubrimiento, además de ratificar la existencia de restos humanos muy antiguos, permite «aventurar la hipótesis de que se practicó el canibalismo hace 1,3 millones de años», algo que se desconocía hasta el momento «ya que ni en la mandíbula ni en la falange se habían localizado marcas». Sin embargo, Bermúdez de Castro indicó que «aún falta encontrar más restos al mismo nivel que permitan aumentar la probabilidad de esta teoría». De confirmarse, se trataría del caso de canibalismo más antiguo conocido de la historia de la evolución humana, que adelantaría en cerca de medio millón de años esta práctica antropofágica que está muy bien contrastada en los restos de Homo Antecessor en el vecino yacimiento de la cueva de la Gran Dolina.

En esta línea, Bermúdez señaló que este fragmento de húmero podría pertenecer al mismo individuo, «lo que supondría que los humanos de aquella época mataron a un individuo o que éste murió y se lo comieron». Y es que tal y como recordó, «durante el 2007 se encontró un diente y posteriormente la mandíbula correspondiente, y en la campaña del 2008 se localizó una falange de una mano».

Asimismo, durante esta campaña se han localizado distintas herramientas, pero podría haber más descubrimientos.

En 2007 y 2008 se localizaron en el nivel TE9 en este yacimiento los restos fósiles humanos más antiguos de Europa occidental. Se trataba de una mandíbula y de una falange de mano que de momento permanece inédita. La datación de estos fósiles humanos y de la industria lítica asociada tiene 1,3 millones de años, de acuerdo con las dataciones realizadas por el método de núclidos cosmogénicos.