+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

Capellán, lo mejor

 

PEDRO TRAPIELLO
12/02/2017

Con determinación y arriesgándose al hisopazo de cleros, viejas directivas y parte de la grada, el nuevo entrenador del Sporting de Gijón ha decidido acabar con la vieja costumbre de entrar un cura en los vestuarios antes de cada partido para echarles un padrenuestro y dar un masaje espiritual a los once de la pelea, sortilegio divino.

Hay también grada que expone tres razones para suspender «a divinis balompédicus» al capellán agradeciéndole los servicios prestados; una: el nacionalcatolicismo se entiende superado hace tiempo, igual que esas capellanías nacidas tras la Guerra para ir diluyendo lo que quedara de la Asturias roja, borracha y dinamitera; dos: ese páter del paternóster desconcentra a la plantilla e incomoda al futbolista no creyente o de otro credo; y tres: ¿realmente ha valido de algo hasta ahora bajar santos y rezos al vestuario?, porque parecen surtir el efecto contrario al no poder ir peor el Sporting, cuyos hinchas son hoy los grandes pupas de la Liga como si hubieran heredado ese título de las gradas del Aleti... hale, por parecérseles en les camisetes.

Que un club de fútbol tenga capellán fue norma en la España derechona, cofrade y farisea. Y si no, ponía asiento en el palco para la autoridad eclesiástica del sitio, canónigo urbano o párroco de pueblo. Entonces (ahora también no pocos), todo el mundo tenía capellán: los cuarteles (curas castrenses con rango de oficial), los hospitales, colegios, ministerios, hospicios, universidades, sindicatos y hasta las agrupaciones musicales de pulso y púa. Ostentar capellán licuaba sospechas dando impresión de gente decente, lo mismo que llevar trofeos y camisetas a la patrona del lugar, que en ello persisten.

En fin, si se puede elegir al llegar la reencarnación, me pido o «capellán de club de fútbol» (la Cultu de Panero tuvo uno en la directiva que conoció España gracias a tantos desplazamientos con rutina de comilona y putijuerga)... o «capellán de crucero mediterráneo» (los de Costa tienen capilla diaria y misa dominical de gala... ideal jornada laboral, media hora de trabajo y todo el día entre tumbonas y devotas).



PUBLIRREPORTAJE

Residencia de mayores El Portillo

Con 105 plazas, la mejor asistencia y todos los servicios, la residencia cumple 22 años en los que ha formado una gran familia. Hoy celebra la fiesta en honor a la Virgen del Carmen



Buscar tiempo en otra localidad