+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

patrimonio

La Catedral entra en el ‘quirófano’

Instalan una gigantesca grúa para reparar de urgencia la Torre Sur, con un presupuesto de 62.000 euros.

 

La gigantesca grúa colocada ante la Catedral que permitirá reparar los daños detectados en la Torre Sur. - ramiro

verónica viñas | león
10/02/2015

Un gigantesco ‘tentáculo’ que alcanza los 80 metros de altura se plantó ayer ante la Catedral para someter a la Torre Sur a una intervención de emergencia. Las obras, presupuestadas en 62.000 euros y adjudicadas a la constructora Esoca —la misma que restaura actualmente las vidrieras—, permitirán sellar las fisuras y grietas detectadas por la empresa de trabajos verticales contratada por el Cabildo horas después de que se desplomara un vierteaguas de medio metro de largo, que se estrelló contra el suelo, fuera del perímetro de seguridad de la verja que rodea el edificio gótico.

El desprendimiento del bloque de piedra desde 50 metros de altura puso en evidencia la fragilidad de la llamada Torre del Reloj, que ya sufrió una rehabilitación integral en 1999. El propietario del templo gótico (el Cabildo) y el director general de Patrimonio, Enrique Sáiz, acordaban reparar, con carácter de urgencia, los daños detectados en el primer ‘chequeo’. Los trabajos en la Torre Sur debían haber comenzado hace una semana, pero tuvieron que suspenderse por culpa de la nieve. El plan es estabilizar aquellas zonas donde han aparecido grietas, piedras descamadas y placas con riesgo de ‘despegarse’.

El administrador de la Catedral, Mario González, desveló que el edificio pierde masa pétrea a diario —la mayoría de las veces minúsculos fragmentos—, aunque con fuertes tormentas llega a despojarse de hasta 150 kilos de piedra. La colosal grúa traída desde Asturias permitirá a los técnicos ver con precisión el estado real de una construcción sumamente frágil y acceder a zonas «inexploradas» como la crestería.

«Vamos a consolidar todo lo que esté deteriorado», aseguró ayer González, sin descartar que aparezcan ‘sorpresas’. El arquitecto conservador del templo gótico, Mariano Díez Saénz de Miera, sentenció hace unos días que «el deterioro de la piedra es irreversible». La Junta ha prometido un plan especial de mantenimiento de la Catedral, pero no ha fijado fechas para ponerlo en marcha ni lo que costará. La creación de un taller de restauración permanente, que ‘tenga al día’ el edificio en lugar de intervenir cuando se detectan graves daños, es una vieja reivindicación que nunca se ha conseguido poner en marcha, pese a que ahorraría dinero y frenaría el desgaste de un edificio que se mantiene en pie de milagro.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla