+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El 87% de los asistentes votó el cese de la directora general de Promoción Cultural y el 94%, pasar a la acción

El Congreso de Artes Escénicas exige la dimisión de Begoña Hernández

 

Verónica Viñas - LEÓN.
Verónica Viñas 20/01/2003

No estaba en el guión. Los asistentes al Congreso de Artes Escénicas recibían ayer, nada más entrar al Auditorio, un cuestionario de once preguntas, a cual más contundente, empezando por la dimisión de la directora general de Patrimonio y Promoción Cultural, Begoña Hernández, quien el día antes había excusado su asistencia a la jornada de clausura. De los aproximadamente 200 congresistas, el 87 por ciento se pronunció a favor del cese de Hernández y un 94% pidió «pasar a la acción». La Unión de Actores de Castilla y León y Artesa (Artes Escénicas Asociadas de Castilla y León), organizadores del congreso, exigirán en los próximos días una reunión con el consejero de Cultura, Tomás Villanueva, al que harán llegar los resultados del citado «referéndum». En realidad, la polémica «estalló» el sábado, con la criticada intervención de José Gabriel López-Antuñano, director de Artes Escénicas de la Fundación Siglo -la empresa creada por la Junta para gestionar la cultura en Castilla y León-. En una aburrida intervención, en la que prácticamente se limitó a leer objetivos y programas que pueden consultarse en la web de la citada fundación, López-Antuñano deslizó el presupuesto que la Junta destinará al recientemente creado Centro de Producción de Artes Escénicas de Castilla y León, con sede en Salamanca, en detrimento de los teatros que conforman la red de la comunidad autónoma. Estas declaraciones, unidas a la ausencia de Begoña Hernández -interpretada como prueba evidente del desinterés de la Junta por el sector de las artes escénicas-, provocaron la indignación de los profesionales que desde el viernes debatían la situación del teatro en esta región. Para la mayoría de los asistentes, la Junta lleva a cabo «políticas dirigistas que excluyen a los profesionales de la comunidad». La última jornada, tensiones aparte, fue muy densa. Alberto Fernández Torres, asesor técnico de la comisión encargada de elaborar el Plan General del Teatro, esbozó las líneas principales de este proyecto, iniciado hace más de dos años, y que se pretende concluir antes de las próximas elecciones de mayo, para obligar a los partidos a «tomar posiciones» sobre un sector cuya intención es ganar espectadores, desprenderse de victimismos y afrontar en espacios no convencionales y a través de fórmulas de financiación novedosas su progresiva recuperación. Toni González, consultor independiente, se centró en la situación del teatro en los países del entorno y apostó por el proceso de creación, sin olvidar que el teatro también es un negocio. Subrayó en que Europa y, especialmente en países como Holanda, existe un gran respeto por el proceso de creación y por los nuevos lenguajes, mientras en España ha habido un estancamiento por la ausencia de autores teatrales. Roberto Méndez, miembro del centro teatral La Parrala, de Burgos, relató la experiencia de este colectivo que agrupa desde 1999 a los actores de su provincia, quienes rehabilitaron una antigua escuela en desuso para ensayos, almacenes y representaciones. Kathleen López, miembro de la directiva del Centro Dramático de Aragón, explicó igualmente el funcionamiento de esta sociedad anónima dependiente del gobierno autónomo y los cambios que ha provocado en el sector desde su puesta en funcionamiento.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla