+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA

«El Relojero Losada merece una película»

El autor leonés Carlos García Valverde gana el Premio Internacional de Relato Gerald Brenan Recrea el viaje que el creador del reloj de Sol emprendió a su pueblo natal, Iruela.

 

Un actor interpreta a Rodríguez Losada durante la celebración de los 125 años del reloj de la Puerta del Sol, en 2016. RAQUEL P. VIECO -

Fotografía de época del Relojero Losada. A. CLAUDET -

E. GANCEDO | LEÓN
19/01/2019

«—¿Qué manía es esa de medir el tiempo?

El relojero le miró, enarcando las cejas con estupor.

—¿Qué quiere decir..?

El presbítero arreó de nuevo al macho antes de responder.

—Que no me parece materia mensurable, el tiempo. Algo que es inagotable, eterno, no puede caber en ningún tipo de márgenes o magnitudes. Es como querer cuantificar la luz que entra por nuestra ventana, el aire que invade un espacio o el sonido del viento batiendo las hojas de los chopos...».

He ahí un fragmento de La anarquía del Sol, el cuento con el que el leonés Carlos García Valverde ha ganado el Premio Internacional de Relato Gerald Brenan que convoca el Ayuntamiento de Alhaurín del Grande en honor y recuerdo del célebre hispanista británico que residió en ese municipio malagueño durante sus últimos años de vida. Un premio doblemente leonés también por temática, ya que está protagonizado por el famoso Relojero Losada, creador, como es sabido, del reloj de la Puerta del Sol entre muchas otras aventuras cronométricas.

En La anarquía del Sol, García Valverde recrea el viaje que, ya de adulto y en el culmen de su carrera, emprende Rodríguez Losada a su pueblo natal, Iruela, en la Cabrera, y la relación —e intensos debates— que traba con el párroco del lugar. «El viaje está documentado. Incluso podría haber hecho más, pero al menos ese es seguro, fue un hecho real.

El Relojero estaba ya afincado en Madrid, donde el gobierno le había encargado la elaboración de dos cronógrafos marinos», explica Carlos García Valverde, diseñador, escritor, autor de libros y creador de objetos tan singulares como la Baraja del Reino de León y otros. «Se me ocurrió establecer una especie de contraste entre la profesión de Losada y el concepto que del tiempo se tiene en el medio rural, donde nunca parece pasar nada. Un contraste entre el tiempo controlado y el tiempo ambiguo, cíclico, que pasa según las añadas y las estaciones. Entre ambos personajes surgirá una amistad entrañable tras las primeras discordancias de parecer», detalla.

García Valverde, que cuenta en su haber con numerosos premios literarios (el Campo Grande de Valladolid, el villa de San Fulgencio, etc.), dice sentirse muy honrado con la concesión de este, sobre todo por la gran cantidad de textos enviados al mismo, 2.780 exactamente. Y se refiere al Relojero Losada como un personaje «de película» («más conocido en Madrid que en León», apostilla), sobre el que, además, sigue flotando el misterio.

De hecho, amplios períodos de su biografía están envueltos en la leyenda (el mito de que huyó de casa al perder una cabra y así acabó en Portugal, y de ahí en Londres), la aventura (su huida a Inglaterra a causa de su talante liberal), la literatura (su íntima amistad con el poeta José Zorrilla, que le dedicó ciertos versos) o el puro desconocimiento. «Por ejemplo, diseñó un reloj para su pueblo que nunca llegó a su destino. Y hay quien dice que las cajas aún duermen en algún almacén olvidado de Astorga...», indica.

Buen conocedor de la historia y la intrahistoria de su tierra, este activo autor e ilustrador revela que ha venido escribiendo diversos relatos en torno a figuras leonesas muchas veces anónimas, como arrieros maragatos, pastores trashumantes, guerrilleros de la Independencia, héroes de la lucha leonesa... «He publicado algunos, por ejemplo en el libro La hierba bajo la nieve, ya descatalogado, y ahora estoy buscando la forma de editar algunos más», informó. Otros, además, los ha agrupado por temáticas: cuentos de trenes, de fútbol, de Semana Santa, de bicicletas...

El presidente del jurado del Premio Internacional Gerald Brenan, Manuel Salinas, valoraba La anarquía del Sol en estos términos: «Hay muchísimo oficio en la redacción de este relato y en la modernidad de la discusión que viene a plantear este relato». Los 2.780 relatos que se presentaron en esta edición, 125 más que la anterior, procedían de países de Europa y de América Latina, y de todas las provincias de España. La entrega del premio, que tiene una dotación de 3.000 euros, tendrá lugar el jueves de la semana que viene.



Buscar tiempo en otra localidad