+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

MARIO ÁLVAREZ / MÚSICO

«Ha llegado el momento. Seguro que este será el año de mi disco»

Mario Álvarez, guitarrista de Cooper, actualmente de gira por Europa con Kurt Baker Combo (tres semanas por Alemania, Suecia, Holanda, Francia...), constituye uno de los nombres imprescindibles de la escena leonesa. Un acompañante de lujo aunque también uno de los músicos con más talento de León. Y tiene pendiente un proyecto en solitario que bien podría materializarse en breve

 

Álvarez, primero por la derecha, con el Kurt Baker Combo. DL -

PACHO RODRÍGUEZ | LEÓN
13/01/2019

Mario Álvarez de gira por Europa en el Kurt Baker Combo debería ser noticia obligatoria, incluso como uno de los fichajes estrella de invierno. Aunque, que no se asusten los fans de Cooper puesto que se trataría de una cesión. Pero este guitarrista, compositor y voz también de otros proyectos no es una promesa sino una realidad como uno de los músicos que mejor combina la maestría instrumental con la sensibilidad, sin quedarse en el alarde atlético de otros.

Mario Álvarez sería, y aceptaría el puesto, el mejor embajador de San Mamés en el rocanrol que se ponga por delante. Ahora le ha tocado la experiencia de girar con Kurt Baker Combo, en la nada fácil sustitución temporal de Jorge Coldan, otro que sí logra ser guitarrista poderoso, pero también hacer sentir, y que va a ser papá. Álvarez, nacido en 1974, disfruta de este viaje musical con todo lo que él acarrea hasta sin querer: apasionamiento, curiosidad, querer saber la Historia con mayúsculas que dio forma a esta Europa, y, por qué no, que también pasen cosas, sin pasarse, para incrementar su interminable anecdotario.

Disfruta del talento de Baker y los suyos y desde lejos anuncia casi a modo de primicia que este año sí será el de su disco. Talento le sobra y canciones inolvidables aunque estén en un cajón, también. Habrá que quedarse a la espera, lo mismo que a su regreso a León y vuelta a la Jam del Gran Café, donde con Pepe Amez y Carlos González hacen todos los martes un monumento amable e incombustible al rocanrol leonés. Ahí tiene lugar lo que uno no encuentra mejor denominación que los mariólogos, que son sus particulares e imperdibles discursos, que, de vez en cuando, caen entre canción y canción. Mario Álvarez es, sin duda, uno de los últimos noselopierdan de la escena leonesa.

—Ir de gira con Kurt Baker Combo es como respirar rocanrol las 24 horas del día. Cosa que también hace usted bastante en su vida personal y también con sus largos años con Cooper. ¿Se trata de empaparse de lo que ellos hacen y aportar su bagaje con total generosidad? ¿Qué fue lo primero que pensó, además de aprender las canciones?

—Pues se trata un poco de todo eso. Empaparme de todo lo que hacen y aportar todo lo mejor que yo tengo. Lo primero que pensé cuando me lo propusieron fue que me apetecía hacerlo. Porque soy fan de Kurt Baker y me pareció una oportunidad muy buena, como experiencia en todos los sentidos.

—Viajar, ir de gira, conocer sitios, ver ciudades, gente... A estas alturas, ¿con qué es con lo que más disfruta cuando va de gira?

—Lo que más me gusta son todos los pasos que tiene que dar un grupo para luego llegar a ir de gira. Además de la parafernalia de tocar en otros sitios y conocer locales, lo que mas me gusta es conocer sitios, ciudades. Porque aparte del cine y la música lo que más me gusta es la Historia y el Arte. Me encanta llegar a sitios que no conozco, aunque, la verdad, muchas veces no te da tiempo a disfrutarlo del todo. Aunque hay veces que sí.

—La gente puede pensar que todo es una fiesta, pero, cuando está solo, ¿qué le gusta hacer?

—Lo que más me gusta es leer. Llevo mi ebook y lo que más me apetece cuando no hay nada que hacer es ponerme a leer.

—Como es un músico cargado de anécdotas, ¿le gusta que pasen más cosas o que haya más rutina que sobresaltos, aunque sean controlables?

—A mí me gusta que pasen cosas siempre, siempre. Bueno, y que sean buenas, claro...

—Después de los primeros conciertos, ¿qué le sorprende que pasa con Kurt Baker y el público cuando enciende esa batidora de grandes canciones, actitud, escuela...?

—Kurt es un crack en el escenario. Es superdivertido y se lleva a la gente de calle. Como ejemplo, te puedo contar que en París la gente empezó muy sosa y acabó saltando, y metidísima en el concierto. Sí, Kurt se come a la gente.

—Tocando con cracks como Álex, Kurt o La Banda del Gran Café, ¿habrá alguna vez ese disco de Mario y sus historias que tantos deseamos?

—Creo que este es el año para hacerlo. Sí, seguro. Este sí será el año de mi disco.

—¿Con quién hubiera soñado tocar?

—Ya me conoces. Con algo que tenga algo que ver con The Beatles. Eso seguro.



Buscar tiempo en otra localidad