+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«¿Jaime II tenía el cáliz valenciano y pide el verdadero a Egipto?»

 

El cáliz de Doña Urraca. RAMIRO -

28/02/2019

La historiadora Margarita Torres, coautora junto a José Miguel del ensayo Los reyes del Grial, donde afirman que la reliquia más buscada de la cristiandad es el cáliz de Doña Urraca, asegura que «el cáliz de Valencia es muy fácil de desmontar». Tan sencillo como que «el rey Jaime II, que tenía en su poder el cáliz de San Juan de la Peña, más tarde de Valencia, solicitó al sultán de Egipto a principios del siglo XIV que le envíe el cáliz de Cristo —como consta en el Archivo Corona de Aragón—». El monarca «era consciente de que no tenía el cáliz de Cristo». El rey aragonés «había oído campanas», bromea Torres. Y es que, efectivamente, el Grial leonés procede de Egipto, donde la dinastía fatimí se ha llevado como botín, tras la conquista de Jerusalén en el siglo XI, la copa que los cristianos custodian en la iglesia del Santo Sepulcro. Cuando Jaime II demanda el cáliz a Egipto, la copa llevaba ya tres siglos en San Isidoro. El califa de Egipto había pedido ayuda durante una gran hambruna. Solo acude en su ayuda el rey de Denia, que envía un gran cargamento de víveres y pide a cambio «la copa que dicen los cristianos que es del Mesías», para enviársela «a Ferdinand al Kabir, emir de Liyyun» (Fernando El Magno, rey de León). El monarca leonés recibirá la copa en el año 1054. Estos datos proceden de dos manuscritos encontrados en la Biblioteca del Cairo.





Buscar tiempo en otra localidad