+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Lancia, una ciudad en el olvido

Los expertos calculan que, al ritmo que llevan las excavaciones en el yacimiento donde se conservan restos de los asentamientos astur y romano, hay trabajo para todo el siglo

 

Imagen tomada este jueves en Lancia, donde los restos de la gran ciudad astur-romana parecen abandon -

verónica viñas | leónverónica viñas | león 31/10/2009

Si no fuera por un cartel resplandeciente, el yacimiento de Lancia pasaría completamente desapercibido tras la oxidada alambrera que recorre la pequeña finca propiedad de la Diputación, donde hace siglos se asentó una gran ciudad astur y, posteriormente, romana.

Lancia se extiende más allá de la valla, a lo largo de varias hectáreas de propiedad particular. Un paraje solitario, cuya quietud se ha visto alterada estos días por tractores que remueven la tierra, junto a ocasionales recogedores de setas. A media mañana el paisaje es desolador: la verja cerrada, la caseta de madera con aspecto abandonado y dos viejos bidones «plantados» entre las ruinas.

Según algunos expertos, el ritmo de las excavaciones en Lancia, que comenzaron en 1996 por el Instituto Leonés de Cultura, es tan lento que hay trabajo para todo este siglo.

Historiadores y arqueólogos no entienden la política de la Diputación con este yacimiento, de un valor excepcional. Recuerdan el caso de La Olmeda, donde la Diputación de Palencia ha apostado fuerte por la villa romana, que en menos de siete meses ha conseguido más de 100.000 visitantes -”y eso que la entrada cuesta 5 euros-”. Es la primera vez en la historia que un monumento de Palencia recibe tantas visitas.

A diferencia de La Olmeda, en Lanci, si uno no es un experto realmente «no identificará nada». Es imposible hacerse una idea de a qué edificios y estructuras corresponden los pocos restos visibles: el macellum (mercado), el foro (localizado, pero no excavado), las termas, algunas calles...

Un yacimiento con autovía. «La ciudad más importante de los astures», como la calificó Dión Casio, no ha merecido hasta la fecha la atención de las administraciones. Incluso los restos del yacimiento están en peligro con la construcción de la autovía León-Valladolid. De hecho, en estas obras ya se han desenterrado muros de algunos edificios. Curiosamente, Lancia está reconocido como Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica desde 1994.

Aparte de los tímidos restos encontrados hasta la fecha del asentamiento astur (siglos II y I a. C.) y, sobre todo, de la época romana, que comienza en el año 25 de nuestra era, cuando el general romano Carisio ataca la ciudad consiguiendo someterla, en este lugar son conocidos poblamientos desde época Paleolítica. De la importancia de Lancia dan cuenta los escritos de Ptolomeo y Plinio el Viejo; así como el Itinerario de Antonino, que la sitúa en la vía I a nueve millas de la mansio de ad Legio VII Gemina. También Floro narra su caída a manos de Carisio y cómo éste la respetó después de haber derrotado a los restos del ejército astur al final de las Guerras cántabro-astures para que «sin quemar fuese mejor monumento de la victoria romana».

Un historiador que prefiere no revelar su identidad afirma: «Si no fuera porque los periódicos hablan de vez en cuando de Lancia, la gente no sabría que existe».