+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El Instituto Leonés de Cultura programa visitas guiadas al yacimiento y a su Aula Arqueológica

Lancia se prepara para recibir a miles de visitantes entre julio y septiembre

Los mercados, termas y restos de cerámica y adornos son los reclamos más interesantes

 

Imagen de un rincón de las ruinas de Lancia, ciudad romana enclavada sobre un poblado astur -

dl | león
01/07/2003

Miles de personas acudirán este verano, a partir del mañana, a la antigua ciudad astur-romana de Lancia, en la localidad leonesa de Villasabariego; un solar que ya estuvo ocupado en la prehistoria y cuyos hallazgos arqueológicos «más evidentes» demuestran que existió un pequeño núcleo de población en la Edad de Bronce. La ciudad de Lancia, ubicada entre los ríos Porma y Esla, permanecerá abierta entre los meses de julio y septiembre y un guía se encargará de explicar los pormenores de este yacimiento, declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica desde 1994, según explicó ayer a la agencia Efe el técnico de patrimonio del Instituto Leonés de Cultura (ILC), Jesús Celis. La visita a esta ciudad, situada a 17 kilómetros de León, se centra «en los núcleos más antiguos de la época prerromana de la ciudad, restos romanos, como las ruinas del mercado, las termas y el alcantarillado», dijo. En cuanto al mercado, se trata de un edificio del siglo II y uno de los más sencillos que se conoce, mientras que las termas es otra pequeña construcción, de finales del siglo I. El yacimiento, que ya fue reconocido por historiadores y arqueólogos en el siglo XIX, se reabrió a las excavaciones en 1996. Los hallazgos de la época prerromana muestran que esta ciudad astur tenía una extensión de 30 hectáreas, donde aún permanecen restos del hábitat, como construcciones en adobe, hogares, hornos, cubetas, cenizales; todos ellos encontrados debajo de las construcciones termales de época romana. Cerámicas, huesos grabados, monedas, cinturones, adornos en bronce y joyas son otros de los objetos hallados en una ciudad que se incorporó al Imperio Romano en el siglo I y fue abandonada a finales del siglo IV cuando entró en crisis el Bajo Imperio Romano. El año pasado fue visitada por 3.000 personas, cifra que se espera superar este año. También se puede acudir a Villasabariego, donde existe un Aula Arqeológica, en la que se puede encontrar información sobre el yacimiento, maquetas sobre el mismo, así como restos arqueológicos hallados en este lugar.


Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla