+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA

«Si en Madrid tienen metro, aquí no podemos vivir sin vía estrecha»

El realizador leonés Óscar Falagán dedica un documental al entrañable ‘Hullero’ .

 

Óscar Falagán durante el rodaje de la película, que tuvo lugar a lo largo de una única y maratoniana semana. El realizador es también autor, junto a Imagen Industrial, de ‘El Gran Premio de La Bañeza’. - mario llorca

E. GANCEDO | LEÓN
21/03/2015

«Da la vida a estos pueblos», «que no nos lo quiten nunca» o «si en Madrid tienen el metro, aquí no podemos vivir sin este tren» fueron algunas de las expresiones que el realizador bañezano Óscar Falagán escuchó durante la grabación de un largometraje que aborda toda una cultura, la de los ferrocarriles de vía estrecha en el Norte de España, presentado por vez primera el pasado jueves en la villa asturiana de Cangas de Onís y que próximamente dará a conocer en la capital leonesa.

La señora Jovita, en la línea Ferrol-Gijón, recordaba el tiempo en el que el tren iba lleno de gallinas y productos del campo. MARIO LLORCA.

Factor de circulación en Cudillero. Los autores de la película preparan también una exposición fotográfica paralela a las exhibiciones. M. Llorca

José Manuel González, interventor riañés, en la estación de Matallana. "Todas las personas con las que hablamos mostraron un gran cariño por el tren", dice Falagán. M.L.

Vía estrecha, título de este documental de 76 minutos de duración, surgió tras una conversación de Falagán con su amigo y compañero Mario Llorca, fotógrafo ferrolano. «Eran los últimos días de 2012 y entonces se hablaba mucho de la absorción de Feve por Renfe Operadora; vivíamos el apogeo de la crisis, flotaba en el aire un posible rescate bancario a España... y en ese contexto de incertidumbre decidimos subirnos al tren». Falagán y Llorca intuían que las cosas «iban a cambiar, aunque no sabíamos en qué medida». Y por eso, «por lo que pudiera pasar, sentimos que teníamos que dejar constancia de ese mundo» y viajaron durante una «intensa semana» de Ferrol a Gijón, de ahí a Santander y Bilbao, y regresaron con el ‘Hullero’ a León. Primero se documentaron con los abundantes «y excelentes» recorridos literarios publicados, sobre todo, por autores leoneses, y después se dispusieron a escuchar las voces de viajeros, maquinistas e interventores.

Viajeros como la señora Jovita, mariscadora gallega que recordaba el tiempo en el que estas líneas eran una extensión del campo y del mar, con gallinas y pescados poblando los vagones, o interventores como el riañés José Manuel González, «todo un personaje» y hombre de habla meridianamente clara, dueño de la antes citada comparación entre metro y vía estrecha (también dice que en Madrid «quedan a tal hora, pero en Valdeón quedan y luego añaden: ‘Si puedo, claro...’»). En todo caso, lo que siempre percibieron fue «un tremendo cariño hacia estos ferrocarriles, muchas de cuyas líneas proceden de antiguos trenes mineros», recalca Falagán, autor también del documental El gran premio de La Bañeza.

Paisaje y paisanaje

«Quisimos emplear unos medios mínimos esenciales, una pequeña cámara y un micrófono de corbata, de tal manera que la gente no se sintiera intimidada y pudiera expresarse con total libertad», comenta el realizador. Una vez conocido el proyecto, desde la ya extinta Feve les proporcionaron «todo tipo de facilidades» para dar «la vuelta a la cordillera cantábrica». Así llegaron a «empaparse» de un medio de transporte «que tiene un enorme encanto, tanto por los paisajes que atraviesa como por el paisanaje que lo usa; es muy sugerente comprobar, por ejemplo, los cambios en los acentos y caracteres», continuó Falagán. Unos trenes de cercanías que en realidad «cumplen una importantísima función social en territorios despoblados o inaccesibles», pero que ahora han sido descubiertos también «por turistas y peregrinos».

Y aunque finalmente sólo cambió la titularidad y (de momento) no se suprimieron líneas, ahí queda este Vía estrecha como testigo del ‘trenín’. Falagán y Llorca ya buscan el modo de darlo a conocer en León pero, como los convoyes, también quieren que las presentaciones sean itinerantes: Cistierna, Guardo, Mataporquera... Porque, como dicen los paisanos, «la Feve sí llega a los pueblos».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla