+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Una obra de José Luis Casas se expone en el museo Evaristo del Valle

 

Imagen de archivo del artista en una exposición en los Guzmanes - BODELÓN

dl | león
14/06/2006

Ha quedado instalada en los jardines de la Fundación Museo Evaristo Valle de Gijón una nueva escultura: Habitáculo cuatro , de acero y soldadura y unas dimensiones de 162 x 135 x 135 cm., del artista leonés, José Luis Casas, que se suma a la treintena de esculturas, realizadas preferentemente por artistas contemporáneos asturianos pero también vascos, leoneses, alemanes y japoneses¿, que aparecen expuestas en los jardines de este museo. Entre los leoneses que tienen esculturas en esta Fundación, cabe destacar a los escultores Amancio González y Carlos Álvarez Cuenllas, a los que ahora se suma José Luis Casas. La obra que se ha ubicado flanqueando el acceso al edificio nuevo se ha incorporado a este museo en forma de depósito por el propio artista. José Luis Casas nació en León, en 1979, y por lo tanto pertenece al grupo de nuevos jóvenes valores surgidos a finales del siglo XX e inicio del XXI, que integran una nueva generación y que está abriéndose camino en el panorama artístico actual. Sus primeras inquietudes artísticas las descubre e intensifica en el estudio del pintor Alejandro Vargas Aedo, durante el periodo que va desde 1994 hasta 1997, experimentando con el dibujo y la pintura. Alejandro Vargas es uno de los artistas leoneses más emblemáticos y significativos de la segunda década del siglo XX, si bien es cierto que su trabajo se circunscribe fundamentalmente a la pintura. Este autor pertenece por derecho propio a lo que Luis Alonso Fernández en su libro Pintores leoneses Contemporáneos , denomina el grupo de Los primeros Abstractos Leoneses. José Luis entabla una gran amistad con el escultor leonés Amancio González, la cual surge en 1999 por proximidad geográfica del taller de ambos. Este artista le influirá de forma muy intensa, no tanto en la concepción formal y estética de su obra, como por el aliento e impulso vital que siempre ha encontrado en la relación. El año 1997 se puede considerar como fecha básica en la trayectoria de este joven creador que se matricula en la Escuela de Bellas Artes de Salamanca. Posteriormente realiza diversos estudios de especialización en la Facultad de Bellas Artes de Bilbao. La obra quedará instalada de forma permanente en los jardines del museo, formando parte de su parque escultórico junto a la treintena de esculturas que ya forman parte del recorrido, entre las que destacan obras de Alba, Amador, Amancio y Arrizabalaga.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla