+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

BALONMANO | LIGA ASOBAL

El Ademar, calvario del Barça

Ademar 27 Barcelona 28. Los leoneses remontan seis goles, ponen al límite al Barcelona y amenazan su récord de 115 victorias pero Ristovski le paró a Juanín la última bola del empate

 

Después de una gris primera mitad, Costoya destapó en la segunda toda su clase como lanzador y la defensa azulgrana no pudo con él. JESÚS -

Juanjo Fernández se sumó con acierto al ataque. JESÚS -

16/04/2017

georgino fernández | león

Imbuido por el fervor de la Semana Santa el Abanca Ademar se empeñó ayer en que el Barcelona viviese todo un calvario en su visita al Palacio. Los azulgrana —que llegaban con una racha histórica de cuatro años sin perder en la liga para sumar 115 partidos invictos— sufrieron lo que significa jugar en el viejo feudo leonés cuando la grada aprieta y el griterío es ensordecedor. En la primera mitad dominaron siempre a los de Guijosa, llegaron a tener una renta de hasta seis goles pero en los últimos quince minutos un arreón de garra marista amparada por un enorme Cupara en la portería permitió recortar la ventaja azulgrana y disponer de una opción clara a pocos segundos del final para sellar un empate. La jugada posicional salió redonda, el balón llegó franco a la esquina donde estaba Juanín que encaró a Ristovski, se la lanzó por bajo pero el meta macedonio le adivinó el tiro y detuvo el lanzamiento. Al final 27-28. Otro jarro de agua fría para un Ademar que —como sucedió en la ida— mereció algo más.

Curiosamente esta temporada sólo el equipo leonés ha podido poner al límite a la maquinaria azulgrana. Sucedió en la ida en el Palau cuando se mereció al menos un empate y acabó perdiendo también por la mínima: 26-25 y volvió a ocurrir de nuevo ayer. La conclusión es clara: si hay algún equipo en la Asobal capaz de romper pronto la dictadura del Barcelona ese es el Abanca Ademar.

Hay también otra lectura positiva en la derrota: ni en los momentos más complicados, cuando llegó a ir hasta seis abajo, perdió la cara al partido ni bajó los brazos. Y no fue fácil porque el rodillo azulgrana puso a prueba el espíritu de rebelión leonés.

Los dos entrenadores, Guijosa y Pascual, plantearon un choque con defensas consistentes —los dos con un 6-0— y solvencia en la portería. De un lado Cupara y del otro el macedonio Ristovski, relevo del lesionado Pérez de Vargas. De hecho los dos porteros tuvieron un protagonismo especial en el mejor encuentro de esta temporada en la Liga. El ademarista Cupara porque fueron sus intervenciones las que propiciaron la épica remontada y Ristovski porque aparte de adivinarle a Juanín ese último tiro cuando le encaró frente a frente dio también un elevado tono de seguridad a la meta blaugrana.

Tras unos minutos de inicio igualados donde el Ademar aguanta en ataque con el acierto de sus extremos Juanín y Mario, en el minuto ocho el Barça abre la primera brecha: 3-5 aprovechando los errores de los de casa. Ya lo avisó Guijosa en la previa: «Cada error nos costará un gol en contra». Con el Barça eso es ley. Su talento ofensivo y sus kilos y centímetros en defensa dificultan sobremanera el ataque marista. Costoya lleva cero de tres y la primera línea a excepción de Vieyra no ve ningún hueco. Entrerríos dirige con mano maestra y solo tiene que elegir la mejor opción: Rivera, Tomás o el pivote Syprzak que con sus 2,06 de altura empequeñece a todos. Espoleado por la afición el Ademar iguala con dos tantos de Mario López, máximo goleador ayer con ocho dianas.

Pero Ristovski es un muro. En sus paradas el Barça cimenta unos minutos de acierto pleno que casi noquean al Ademar: 7-13 en el minuto 23. Juanjo, que ayer demostró con cuatro de cuatro que puede decir cosas en ataque, rompe diez minutos de sequía y ayuda a llegar al descanso con un 11-15 en contra.

La segunda empieza con Juanín recortando diferencias y con Costoya estrenándose por fin. Pero los catalanes no ceden y mantienen una renta estable en torno a los cuatro o cinco goles, con Valero como su principal estilete. Con 15-20 y viendo las ideas un poco dispersas Guijosa pide tiempo muerto. Parecía ya todo perdido pero surgió de nuevo el espíritu rebelde del Ademar: dos paradas de Cuparaa y los goles de Costoya (excelso en la segunda parte) y Juanjo ponen el 19-23 y animan de nuevo a la grada. Quedan quince minutos. Cupara da bríos. El espíritu se contagia. El Ademar se pone a tres. El recital de Cupara alienta el milagro. Mario López a la contra pone el partido a tiro: 23-25. Ruge el Palacio y el Barça se tambalea. ¿Será el fin de su racha? Un golazo de fly de Costoya coloca el marcador con 27-28 a falta de dos minutos. La defensa bloca el tiro de un gris Lazarov y el ademar ataca para empatar. Ataque posicional bien llevado y la bola llega a Juanín que no pudo con Ristovski. Una lástima.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla