+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ATLETISMO

Aquiles trunca el sueño de Aláiz

El leonés se queda sin final en los 3.000 obstáculos al tener que abandonar a falta de dos vueltas y cuando transitaba en la zona delantera afectado por los problemas que arrastraba en el talón.

 

Aláiz comandando el grupo de favoritos junto a Kipruto y Zalewski. - SUKI

Atendido por las asistencias médicas. - VALANDEIRA JR

MIGUEL ÁNGEL TRANCA | LEÓN
23/08/2015

Roberto Aláiz no podrá estar en la final de los 3.000 metros obstáculos del Mundial. Y eso que se había preparado para ello a una cita que llegaba en su mejor momento de forma pero con una duda: si las molestias que arrastraba en uno de sus talones le iban a permitir la tranquilidad necesaria para completar el reto.

Era la única amenaza para el pupilo de José Enrique Villacorta que afrontaba la cita dispuesto a demostrar que está capacitado no sólo para competir al más alto nivel, también para brillar.

Rober llegaba con una marca inferior a los ocho minutos y 20 segundos y eso le permitía soñar con la plaza de finalista. No sólo en el deseo, también en la realidad que dejaba patente durante algo más de dos kilómetros. El leonés estaba luchando codo con codo con auténticos pesos pesados de esta disciplina y candidatos al podio. Al lado de Kemboi, Taleb, Kipruto y Zalewsky, Aláiz se mostraba ambicioso en la tercera de las series hasta el punto de transitar durante esos dos tercios en los que su talón de Aquiles le permitía mostrar su calidad sobre la pista en cabeza del grupo. Además con un ritmo elevado que aseguraba además, aparte de los tres primeros puestos de salvoconducto a la final al menos dos o tres más (llegaron a ser cuatro) factibles por tiempo.

Todo estaba de su lado hasta que los dolores empezaron a ser intensos. Rober estaba compitiendo con molestias pero estas al menos no impedían que fuera rápido. A poco más de un kilómetro para la meta cada salto para superar un obstáculo se convertía en un suplicio para el pupilo de Villacorta que intentó aguantar. Pero su límite había llegado y a pesar de que el corazón le decía una cosa su cabeza le insinuaba otra. Lo intentó todo pero el último recurso, la retirada, fue el final el que tuvo que tomar. El sueño de la final se había diluido. Será otra vez pero al leonés le quedaba ese sabor amargo de que, esta vez sí podía llegar muy lejos. Se había preparado para ello y llegaba pletórico, pero no todo se puede controlar y este vez fue el talón de Aquiles el que trunco la ilusión del atleta.

Noticias relacionadas



Buscar tiempo en otra localidad