+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

FÚTBOL | SEGUNDA DIVISIÓN B

La Deportiva vuelve a depender de sí misma

El equipo berciano es tercero tras los tropiezos del Castilla y la Cultural El campeonato es el primer objetivo.

 

Isi y Son celebran el gol del primero, que abría la victoria de la Ponferradina ante el Navalcarnero el pasado sábado. L. DE LA MATA -

álex estébanez | ponferrada
15/04/2019

Ocho semanas después, la Deportiva volvió a terminar una jornada instalada en los puestos de playoff de ascenso a Segunda División. La victoria de los blanquiazules el sábado ante el Navalcarnero tuvo su segunda parte en la tarde del domingo, con los tropiezos de Real Madrid Castilla, que perdió ante el Guijuelo en tierras salmantinas, y Cultural, que no pasó del empate en su visita a Burgos.

De este modo, la Ponferradina supera a madrileños y leoneses en la clasificación para auparse hasta la tercera plaza con los mismos puntos que el Pontevedra, que también aprovechó las circunstancias para ascender hasta la cuarta posición tras ganar por la mínima al Coruxo en O Vao, y uno más que el filial madridista, que ocupa la quinta plaza en la tabla.

Tras ostentar el liderato durante buena parte de la primera vuelta y proclamarse campeón de invierno, los malos resultados del inicio de 2019 acabaron por relegar a la Deportiva de los puestos de privilegio, llegando a caer hasta la séptima posición. Sin embargo, la actual racha del equipo de Bolo, que suma cinco jornadas seguidas sin perder y ha ganado los últimos cuatro partidos en El Toralín, ha devuelto a los bercianos a la zona noble de la tabla.

Eso sí, como se encarga de recordar el técnico deportivista en cada comparecencia ante los medios, todavía queda mucho camino por delante, aunque ahora la Ponferradina tiene a su favor que depende únicamente de sus resultados para terminar entre los cuatro primeros.

Otro punto importante es el del golaveraje, que los blanquiazules tienen ganado ante todos sus rivales directos excepto la Cultural, con el que tienen empatado el particular, y el Fuenlabrada, con quien aún no han jugado el partido de la segunda vuelta. Por eso, Bolo insiste en la necesidad no sólo de ganar, sino de hacerlo por la mayor diferencia posible para evitar disgustos en caso de empates al final de la temporada.

Con todo ello, a falta de cinco jornadas para que termine la competición regular la Deportiva sigue aspirando a todo en el grupo I de Segunda B, incluso a superar al actual líder, el Fuenlabrada, que supera en cinco puntos a los blanquiazules. Para ello tendrá que mejorar un poco el rendimiento fuera de casa sumando alguna victoria, y la primera oportunidad para lograrlo es el próximo sábado en Valladolid ante el filial blanquivioleta.