+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

JUDO

Dos oros para el Club Kyoto

Alejandro Escobar y Álvaro Sánchez, campeones de Castilla y León. Eduardo Gil, bronce.

 

Los tres judocas del Club Kyoto con su entrenadora Sara Terán. DL -

29/03/2016

ROBERTO ARIAS | LEÓN

El Polideportivo Pilar Fernández Valderrama, de Valladolid, acogió el campeonato de judo en el que compitieron los mejores judocas de las nueve provincias que componen la componen la Comunidad.

El Club Kyoto de León, entrenado por Sara Terán, y el Blume de Ponferrada, entrenado por Alberto Yáñez, fueron los representantes de la provincia, en el evento de mayor relevancia en la autonomía.

En el peso de hasta 73 kilos, Antonio de la Fuente pierde su primer combate contra el palentino Rubén García, pero el castellano se clasifica para la final, lo que da repesca para Antonio, que vence en su segundo combate a Miguel Sobrino, de Soria, para caer en el combate para bronce ante el salmantino Joaquín Rodríguez, clasificándose quinto.

En el mismo peso Roberto Estébanez, del Club Blume, pierde su primer combate frente al vallisoletano Javier Gamazo, sin opción de repesca.

También en 73 kilos, el campeón del año pasado, Alejandro Escobar, del Club Kyoto, vence en primera eliminatoria al vallisoletano Felipe de la Vega. En segunda vence al también vallisoletano Javier Gamazo, con lo que corta el paso a repesca al berciano Estébanez. En el cruce para finales, Escobar vence al salmantino Joaquín Rodríguez disputando la final ante el palentino Rubén García, ante el que solo necesita cinco segundos, para marcarle Ippon, revalidando su título de campeón de Castilla y León.

En el peso de 81 kilos, Eduardo Gíl, del Club Kyoto, volvía a la competición después de cuatro temporadas, para entrar en liga de cuatro competidores. Pierde su primer combate con el salmantino Óscar García, vence en su segundo combate al charro Carlos Ramos, para perder su tercer encuentro con el burgalés Alberto Sordo.

En el peso de 100 kilos, Álvaro Sánchez del Club Kyoto, volvía después de tres meses tras una lesión de la que aún no está recuperado, pero perder la cita autonómica era quedarse fuera del Campeonato de España, en el que la pasada temporada disputó el bronce.

En liga de tres competidores, vence en su primer combate a Diego Gómez, de Valladolid. En su segundo combate, que sería final, se enfrenta al campeón de España júnior, el burgalés Carlos Gómez, al que se impone, proclamándose campeón de Castilla y León.

/* FLIP */
   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla