+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

HALTEROFILIA

Lidia es la reina de la halterofilia mundial

Campeona del mundo y Europa en 2018, un año para enmarcar que ha llevado a la Lidia Valentín a recibir el tratamiento de número uno. Aficionados y expertos han votado para que la berciana repita en lo más alto del podio internacional.

 

La haltera berciana Lidia Valentín con un gesto que ya se ha convertido en habitual en sus éxitos, el del corazón. CHEMENT -

MIGUEL ÁNGEL TRANCA | LEÓN
12/02/2019

Lidia Valentín tiene todos los premios posibles dentro del mundo del deporte. Que es la reina de la halterofilia mundial nadie lo duda. Su palmarés está ahí. Y sigue creciendo. Lo hará hasta que la mejor haltera española de todos los tiempos quiera. Mientras sus vitrinas se seguirán poblando de trofeos. El último el que ayer hacía oficial la Federación Internacional y que reconoce a de Camponaraya como la número uno a nivel internacional de 2018. O lo que es lo mismo, la ‘Mejor Halterófila’ de un año en el que, aparte de mantener su reinado nacional, también hacía lo propio en el Europeo y posteriormente el Mundial. Dos triunfos que han servido para que repita en lo más alto del podio de honor. Tampoco hay que olvidar que en ese brillante palmarés también se colgaba la medalla más relevante en los Juegos Mediterráneos.

Además su elección tiene como valor añadido el haber salido de una votación que auspiciaba la Federación Internacional y en la que participaron a través de la web aficionados, deportistas y especialistas deportivos.

Si hace un año la mejor haltera española de la historia lograba ‘golear’ a todas sus rivales a las que superaba con holgura y miles de votos, en la elección de mejor haltera de 2018 ocurría una situación similar logrando la berciana nade menos que 13.000 votos.

En segunda posición quedaba quedado la china Kuo Hsing-Chun que precisamente vuelve a ser ‘derrotada’ por Lidia (ocupó el mismo peldaño en pasado año) y, en tercera, la rusa Tatiana Kashirina. Eso sí, la ventaja de Lidia se iba a un buen puñado de miles de votos corroborando que a nivel internacional luce un papel de referencia, el más importante.

En la citada votación además de Lidia, Hsing-Chun y Kashirina también se encontraba la china la china Wei Deng y la tailandesa Susanka Srisurat.

En categoría masculina, el georgiano Lasha Talakhadze, también repite galardón tras el que recibiese en 2017.

El trofeo acreditativo, con el nombre ‘Jenö Boskovics Lifer of the Year’ será entregado a Lidia y a Lasha en una gala que todavía no tiene establecida su fecha y lugar. Eso sí, será más tarde del 28 de febrero, fecha en la que la bicampeona del mundo recibirá en la sede del Comité Olímpico Español en un acto fijado para las 13.00 horas la presea de oro que alcanzaba en Londres tras la descalificación de las tres primeras por dopaje.

Otro día feliz para una deportista que tiene en mente llegar al menos a los Juegos de Tokio 2020 en los que buscará subir a lo más alto de la clasificación. Antes llegarán nuevas reválidas como el Mundial de este año en el que pretende revalidad corona y los Europeos que restan antes de la cita olímpica.

Precisamente en este torneo la berciana acumula cuatro entorchados, el último precisamente el que se apuntaba el 31 de marzo del pasado año en Bucarest y que servía para iniciar un trayecto de gloria que completaba a principios de noviembre en Asjabad el cetro mundial en una nueva categoría para ella. Dos éxitos que han sido determinantes para que vuelva a repetir como mejor haltera del mundo, una circunstancia al alcance de muy pocos. Y la de Camponaraya es una de ellas.

«Lo he tenido todo. Ha sido un año en el que ahora hago balance y casi ni me lo creo», afirmaba hace unas fechas Lidia Valentín haciendo referencia al 2018, otro año glorioso para ella que también refrenda el buen camino que desde hace años ha tomado y que espera tenga su estación definitiva, o al menos eso es lo que piensa por el momento, en Tokio 2020. La gran cita para la haltera, que llegará con 35 años a los que podrían ser sus últimos Juegos.

Es por ello que 2019 será un año muy intenso para la española, que competirá en el Europeo y en el Mundial en su categoría olímpica, además de realizar las pruebas del calendario internacional clasificatorio para la cita asiática. «Queda un año y medio y es lógico que todo el foco esté en el verano de 2020, pero primero hay que pasar todas las competiciones que puntúan para la clasificación, aunque todo el trabajo ya está enfocado en Tokio», reconoció Valentín.

Una oportunidad de retirarse a lo grande de la halterofilia, un deporte al que la berciana lleva dedicando prácticamente una vida entera y en el que el pasado año todo su sacrificio ha sido recompensado en forma de sonrisas y corazones que quedarán grabados para la historia. Para el presente año aparecen otras dos citas de interés en su libro de ruta, el Europeo que se celebrará en la localidad georgiana de Batumi y el Mundial que tiene como sede la población tailandesa de Pattaya.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla