+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La perdiz remonta el vuelo

El conejo presenta números aceptables en una temporada en la que la liebre es la peor parada El jabalí, en cifras normales .

 

La temporada de caza afronta sus últimas semanas. FERNANDO OTERO -

11/01/2019

MIGUEl ÁNGEL TRANCA | LEÓN

La temporada de caza afronta su recta final con cifras similares a la del pasado ejercicio. Incluso en algunos casos como el de la liebre peor de lo esperado a pesar de que las cifras no mantienen respecto a 2018.

Tal vez este animal sea el peor parado en cuanto a presencia con números irregulares según sea la zona dentro de la provincia y también la presencia de tierras de maíz. La otra cara de la situación la representa la perdiz que tras unos años en números poco recomendables parece que levanta el vuelo. Eso sí, con mayor presencia de autóctona y bravía y con los cazadores más veteranos como principales exponentes. No es que las cifras sean mucho mejores que en campañas precedentes aunque sí se ha plasmado en la actual que estas han sido un poco más positivas con escenarios como los que van de Sahagún hacia arriba de la ribera del Cea y la media montaña como lugares en los que los bandos parecen recuperarse. Ahora tocará determinar si esta situación es puntual o se mantiene a lo largo de los años venideros para bien de la caza.

Por lo que respecta al conejo las cifras también son aceptables tirando a buenas destacando las zonas que en los últimos años han contado con una destacada población de este animal que mantiene dicho estatus con otras en las que su presencia se ha convertido en testimonial o en su caso bastante escasa.

En cuanto al jabalí a diferencia de los últimos ejercicios la cifra parece haber decrecido presentándose una situación especial llegando en ciertos escenarios a concentrarse y con ello a dejar otros lugares con poca presencia. Respecto a los cotos de caza controlados en los que hasta ahora no se había cazado, en estos las cifras son similares a otros cotos demostrando que son varios los factores los que condicionan estas fluctuaciones y poblaciones.