+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Cocina de Sampiro

Buena cocina para llevar

Calle Sampiro. Un lujo accesible para cualquier bolsillo. Cocina de altura para degustar en casa. La hacen en La Cocina de Sampiro. Menús a domicilio por 5.95 euros. z? POR Javier Tomé

 

Ana Giganto en La Cocina de Sampiro. - RAMIRO

14/02/2014

Todos tenemos derecho a perseguir nuestro propio sueño. Bajo esta premisa y dada su natural predisposición para la gastronomía, que es la máxima expresión cultural de un pueblo, Ana Giganto Robles inauguraba el día 1 de diciembre de 2011 La Cocina de Sampiro, en el número 16 de la calle que homenajea en su rótulo al obispo de Astorga. Los halagos del éxito no se hicieron esperar, pues el viaje por los sabores que propone en su listado de especialidades encandiló a una barriada, aledaña al Paseo de la Condesa, entregada a la cocina de esencias antes que de tendencias. El veredicto popular ha resultado unánime, seducido por el inmenso placer que procuran unos platos bien concebidos y mejor ejecutados.

Su numerosa clientela se divide en dos segmentos diferenciados: los que acuden diariamente al local para recoger sus menús y otro tipo de personas, generalmente gente mayor, a las que se sirve a domicilio, sin recargo adicional alguno sobre el sorprendente precio de 5,95 euros que cuesta comer lo que se cuece en La Cocina de Sampiro. Y ello para un completo de dos platos principales, postre y el detalle del pan correspondiente.

Ejerciendo de arquitecta culinaria entre sus cacharros y fogones, Ana Giganto evidencia un enorme bagaje técnico en la nómina de primeros, cuajada de platos que están repletos de color y, sobre todo, de muchísimo sabor. La oferta amplia y exigente incluye unas contundentes patatas con pulpo, ensaladilla, la imprescindible paella mixta o la muy solicitada lasaña con carne. Para redondear el apartado se incorporan guisos de tanto nivel como las lentejas con chorizo o las patatas a la riojana, realizadas con delicadeza, buena mano y gran sentido del gusto.

No resulta fácil elegir el segundo plato, debida a la calidad de las materias primas y la variedad de las sugerencias. De gran envergadura es la merluza rellena con langostinos y almejas, los calamares guisados con patatas o el filete de gallo adornado con espinacas. Y dedicada a los entusiastas de las carnes, surge una batería de especialidades que presenta un perfil tradicional: carrillera con patatas, solomillo al hojaldre o los deliciosos tomates rellenos de carne con patatas. Todas ellas propuestas con mucho pedigrí, recopiladas de los recetarios populares.

Para que no se aburra el paladar, el tramo final de la comida está dispuesto a partir de una selección de los más dulces placeres. Postres de rango casero como el arroz con leche, todo un hito goloso, natillas o un regalo gastronómico que toma forma en la tarta de queso. Así concluye un menú cargado de raíces y bocados autóctonos, que evidencia la sapiencia gastronómica de Ana Giganto.

La Cocina de Sampiro sirve habitualmente los catering en los eventos programados por la Cultural, además de surtir de tapas y tortillas a los bares que se lo solicitan. Hablando de deporte, su hijo pequeño, Guillermo Gago, acaba de lograr el título de campeón provincial alevín en ajedrez. La sucesión generacional está garantizada en esta familia que siente devoción por las cosas bien hechas.





Buscar tiempo en otra localidad