+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

sendas de misterio y enigmas

El Camino Olvidado

A Santiago mirando a la montaña. Era la senda que utilizaban los peregrinos en la Edad Media para protegerse de los musulmanes. Comienza en Bilbao y termina en Villafranca del Bierzo. Los pueblos por los que discurre el Camino Olvidado han iniciado la recuperación del esplendor que un día tuvo. z? por nuria gonzález

 

14/06/2013

El Viejo Camino de Santiago, Camino de la Montaña o Camino Olvidado es una ruta jacobea que durante la Edad Media fue utilizada por los peregrinos para protegerse de las hordas musulmanas de Almanzor. A medida que la Reconquista avanzaba sobre los reinos musulmanes, este Camino fue perdiendo entidad a favor del Camino de Santiago Francés hasta su total olvido. Hoy, con un paisaje único, los lugares por los que atravesaba han decidido relanzarlo y, por eso, lo han señalizado y acondicionado para que los peregrinos y las personas que quieran adentrarse en sus senderos lo puedan recorrer.

Comienza en Bilbao y se adentra en León a través de Puente Almuhey, Cistierna, Boñar, La Robla y Pandorado. Pero es en El Bierzo dónde sus pueblos están más volcados por potenciar este recorrido. La primera localidad que pisará el peregrino dentro de esta comarca es Fasgar para continuar por Colinas del Campo, Igüeña, Quintana de Fuseros, San Justo de Cabanillas, Labaniego, Arlanza, Losada, Cobrana o Congosto, entre otros, para terminar en Cacabelos y Villafranca del Bierzo. Desde esta localidad enlaza con el Camino de Santiago Francés.

Son muchas las asociaciones y colectivos que están impulsando este trazado, especialmente en el Bierzo Alto, dónde existe mucho interés en su promoción y atracción de visitantes para que deje de dormir en el olvido. Es el caso de Atudebial (Asociación de Desarrollo y Turismo del Bierzo Alto) o todos los pueblos que encuentra en su recorrido como Igüeña o Labaniego (http://labaniego.com). La apuesta por recuperar el Camino de la Montaña nace de Adolfo Diego de Miguel y de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Vizcaya, con la ayuda del profesor José Fernández Arenas. A ellos se han sumado asociaciones de Cistierna, la mancomunidad de Cuatro Valles, la Asociación Cultural de Barrillos de las Arrimadas, así como la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Pulcra Leonina que ha impulsado varias etapas con el fin de poner en valor esta ruta.

En un principio, comenzaba en Bilbao y terminaba en Cacabelos tras recorrer una distancia de 637 kilómetros de distancia, llegando a Santiago de Compostela en apenas una semana, enlazando con la ruta francesa.

La afluencia de peregrinos era tal que se construyeron monasterios, ermitas, iglesias y hospitales de peregrinos cuyos restos aún se pueden contemplar hoy junto con puentes medievales, calzadas romanas... Además, este trazado constituye un interesante cruce de caminos en la provincia de León con otras sendas como la Ruta Vanidiense en Cistierna o el Camino de San Salvador en La Robla.