+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

la flor de ribaseca y azafrán

Empanadas de la tierra

Ribaseca y León. De mil y un sabores pero todas exquisitas. La Flor de Ribaseca elabora catorce tipos de empanadas diferentes combinando los productos de León. Uno de sus secretos mejor guardados es la receta de su masa, con más de cien años de historia. z? por nuria gonzález

 

Eugenio Guerra en la tienda que acaban de abrir en la calle Villabenavente de la capital leonesa. - secundino Pérez

31/05/2013

Eugenio Guerra y Elena González llevan nueve años al frente del obrador La Flor de Ribaseca, especializado en tartas, empanadas y dulces caseros siempre bajo pedido. Productos que distribuyen a un total de 18 tiendas de delicatessen repartidas por la ciudad de León.

En sus inicios comenzaron elaborando empanada de bonito y, casi una década después, tienen catorce variedades diferentes y muy originales. Eso sí, todas comparten la receta de la masa cuyo secreto guardan sigilosamente después de más de un siglo y todos sus ingredientes son productos de la tierra.

Así, las hay de bonito con aceitunas, de picadillo con pera, de manzana con queso, de morcilla con manzana, de dátiles, bacon y plátano o de pisto, pollo o pimientos.

El dueño de La Flor de Ribaseca señala que, sin duda, la variedad que más gusta a sus clientes es la empanada de cecina de León (con denominación de origen), reducción de queso de Valdeón y mermelada de pimiento de Fresno de la Vega. Todos los rellenos están envueltos en la masa elaborada como lo hacían los abuelos de su esposa. La receta procede de Cerecedo, un pueblecito próximo a Boñar. Elena González es la artífice de cada uno de los productos que salen de este obrador.

Otra de sus especialidades estrella son las mantecadas, que sólo tienen ingredientes naturales, sin conservantes ni aditivos de ningún tipo, y cuyo sabor está caracterizado por la mantequilla artesana que utilizan. Elaboran cada día alrededor de diez kilos de mantecadas que venden cada jornada.

«Los productos que ponemos a la venta son todos del día porque sólo fabricamos bajo pedido, lo que nos permite minimizar las pérdidas de productos sobrantes y, al mismo tiempo, ofrecer a nuestros clientes productos elaborados al día», indica Eugenio Guerra que añade que también es una de las fórmulas para hacer frente a la actual crisis económica.

La Flor de Ribaseca acaba de abrir una tienda nueva en la capital leonesa, en el número 15 de la calle Villabenavente. Se denomina Azafrán y en ella se pueden encontrar no sólo los productos que salen de su obrador sino también embutidos o vinos de León. El horario de apertura de la tienda es de 09.30 horas a 15.00 horas y de 17.30 horas a 20.30 horas de lunes a viernes. Los sábados también está abierta, de 10 a 15 horas.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla