+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

una reliquia del s.XIX

El antiguo palacete que, en Cacabelos, albergaba el negocio comercial de la familia Burgueño, levantado en 1880, ha recuperado el esplendor de la mano de la familia Lamagrande, que tras una cuidada restauración de gusto exquisito acaba de poner en marcha un restaurante y un hostal que completan la cafetería Siglo XIX

 

La antigua Casa de los Burgueño está dividida en tres plantas y bajocubierta. En la primera se ubica la cafetería Siglo XIX erigida por la familia Lamagrande. En el segundo piso está el exquisito restaurante donde la calidad de la cocina comparte protagon -

l. de la mata -

m. j. alonso
19/06/2015

Lleva el nombre del siglo en el que fue construido el edificio y aún hoy conserva la elegancia del original. Hace ahora cuatro años que la familia Lamagrande inauguró en Cacabelos la cafetería Siglo XIX, sentando las bases no sólo de un negocio familiar, sino de un proyecto de recuperación patrimonial que ha llevado más de dos años y que ha devuelto el esplendor a un palacete construido en 1880 y conocido como la Casa de los Burgueño Moyano, una familia perteneciente a la antigua burguesía comercial que representaba el poder económico y social de la época.

Tanto la arquitectura del inmueble —ubicado junto a la iglesia de Santa María de Cacabelos, en pleno Camino de Santiago— como su decoración interior tienen un gran valor artístico y patrimonial y, conscientes de ello, David, Jasmina y José Manuel Lamagrande han respetado cada uno de sus elementos: desde los estucos marmolados, a los frescos que, desde el techo, embellecen algunas estancias, o las pinturas aguadas y al óleo que decoran los muros principales, así como una impresionante escalera de madera que da forma a una entrada y una subida espectacular. Sólo la necesaria reforma de la cubierta obligó a introducir modificaciones en la planta que ocupa el hostal.

Y es la antigua Casa de los Burgueño alberga hoy un negocio hostelero que nació con la ya mencionada cafetería pero se ha desarrollado integrando en el mismo edificio un restaurante y un hostal. Todos bajo el nombre Lamagrande-Siglo XIX. Un establecimiento único capaz de transportar al cliente a una época diferente a la actual pero sin prescindir de las comodidades y la vanguardia del presente. Eso se nota en la decoración, en el cuidado del trato, en las calidades y en la comida que se sirve en un restaurante dividido en salas de decoración cambiante, cada una más bonita que la anterior, con una capacidad total para 45 comensales. De sus fogones salen platos cuyo contenido conserva la esencia del continente que los envuelve. Una cocina tradicional con toques vanguardistas, refinada y a la carta, que se sirve también en un menú ejecutivo y de fin de semana.

El restaurante se abrió hace un mes y el hostal esta misma semana. Éste ocupa la tercera planta y el bajo cubierta, y está dividido en siete habitaciones tres suites. Todos ellos con la firma Lamagrande, visible también en los motivos que decoran la fachada, en la parte superior de los grandes ventanales.



PUBLIRREPORTAJE

Residencia de mayores El Portillo

Con 105 plazas, la mejor asistencia y todos los servicios, la residencia cumple 22 años en los que ha formado una gran familia. Hoy celebra la fiesta en honor a la Virgen del Carmen



Buscar tiempo en otra localidad