+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un Salto definitivo

Sigue siendo la ‘catedral’ del vino berciano, pero sus aspiraciones van, ahora sí y con absoluta convicción, más allá del volumen. Calidad y cien por cien de la producción embotellada. .

 

Un Salto definitivo -

RAFAEL BLANCO
08/01/2016

Llegó a recoger 11 millones de kilos en una vendimia récord, la más voluminosa desde que en 1963 los viticultores del entorno de Cacabelos impulsaron la creación de Vinos del Bierzo Sociedad Cooperativa. Los 4,2 millones de kilos de uva que cayeron a sus tolvas en la última vendimia llegarán al mercado ya sólo en botella y en los muy prácticos bag in box, un formato cuya aceptación crece en los mercados tradicionalmente más exigentes de Europa.

Para la cooperativa de Cacabelos, orgullo de sus socios y «una máquina del desarrollo económico del Bierzo», afirma Mario Rico, su director comercial, 2016 debe marcar definitivamente el punto de inflexión en la interpretación de su actividad, algo para lo que viene preparándose desde hace años y para lo que lleva a cabo la transformación más ambiciosas de sus instalaciones con un presupuesto que supera los dos millones de euros de inversión. Las dos grandes naves de elaboració, que separarán los vinos por certificaciones —DO Bierzo o Vino de la Tierra de Castilla y León—, disponen de capacidad para vinificar toda la producción en acero inoxidable, aunque no se renunciará al uso de los viejos depósitos de hormigón, que también serán rehabilitados por su valor «para mantener la pureza varietal» quie tanto altera el envejecimiento en barrica. También se recuperará la orujera, con interesante material de exposición, en un espacio destinado a la elaboración del ya implantado comercialmente Vermouth Guerra. En fin, nada que no se vaya a hacer «con sensatez y que no sea bueno para los socios, con los que tenemos nuestro mayor compromiso».

Expendedora de casi un 30% de las contraetiquetas del consejo regulador, Vinos del Bierzo se impone ahora «hacer vinos de una relación calidad-precio excelente», hasta el punto de que su referencia de prestigio, Señorío del Bierzo, lo será también de entre cuatro y cinco nuevos vinos de finca mientras en paralelo seguirá desarrollándose la éxitosa serie Armas de Guerra. Estas dos líneas intensificarán su presencia en el mercado de la hostelería, reservando los Guerra y Viña Oro para alimentación, pero sin renunciar al listado de marcas imposible de adelgazar por las exigencias de la distribución y las de terceros que también suponen una parte importante del negocio. Un negocio que sobre todo está en la exportación, que creció un 15% en el último año y medio y deberá alcanzar el 30% en otro año y medio, aumentando el peso de las ventas en la hostelería. Una labor que sobre todo pasa por «prestigiar el producto», defender la idea de que «somos la empresa más potente de la zona» y que tiene un «enorme peso social» que sólo se sustenta «alcanzando el cien por cien de nuestra capacidad de producción».






Buscar tiempo en otra localidad